Desarrollo y Defensa - Portal de Seguridad

Breaking

Facebook

test banner

Post Top Ad

Responsive Ads Here

Post Top Ad

Responsive Ads Here

lunes, 5 de febrero de 2018

Desarrollo y Defensa

Desarrollo y Defensa

El cañón naval AK-130 de Rusia podría destruir a un destructor de la Armada



Por Charlie Gao - The National Interest - Traducción Desarrollo y Defensa
El cañón automatico naval AK-130 es una de las piezas de artillería más formidables de hoy en día. Sin embargo, tuvo un largo y problemático período de desarrollo, principalmente debido al estancamiento de la investigación de artillería naval soviética y su enorme peso. Sin embargo, una vez desplegada demostró ser un arma extremadamente rápida, alcanzando índices de fuego de más de sesenta proyectiles por minuto de proyectiles de 130 milímetros. Pero, ¿por qué la doctrina naval soviética exigía semejante monstruo de arma de fuego? ¿Sigue siendo relevante hoy?
El deseo soviético de un cañón automático de gran calibre comenzó en la Segunda Guerra Mundial. Los artilleros soviéticos sintieron que las bajas tasas de fuego ofrecido por cañones de 100-130 milímetros de la epoca, limitó la efectividad de tales armas en el papel antiaéreo. Como resultado, después de la guerra, entre 1952-55, se diseñaron varios prototipos de cañones automáticos que usaban la energía de retroceso para ciclar automáticamente el siguiente cartucho. Fueron alimentados por múltiples tambores de munición cilíndricos. 

Se pretendía desarrollar y desplegar más armas de este tipo en el programa de construcción naval entre 1956 y 1965; sin embargo, Nikita Khrushchev prohibió el trabajo en todos los cañones a bordo de un calibre mayor a setenta y seis milímetros en orden en 1957. Los cañones de gran calibre en los barcos soviéticos se mantuvieron lentos e ineficientes durante casi otra década, rezagados de los británicos, estadounidenses, suecos y diseños italianos. Finalmente, en 1967 se dio la orden de comenzar a trabajar una vez más en cañones automáticos de gran calibre.

En 1969, el primer diseño estaba listo bajo el índice de fábrica ZIF-92, un diseño de 130 milímetros de un solo cañón. Esta arma contenía muchas características que luego llegarían al AK-130. El cañón se enfrió con una camisa térmica que circuló agua de mar a su alrededor. Usó la energía de retroceso para recargar nuevos proyectiles, y tenía un bloqueo de bloqueo vertical de cuña deslizante. A pesar de sus cualidades innovadoras, este diseño era demasiado pesado para ser instalado en los buques del Proyecto 1135, y por lo tanto tuvo que ser archivado.
Resultado de imagen para AK-130
El diseño finalmente se adoptó con una montura dual, con el nombre de producción AK-130 en 1985, para el destructor clase Sovremenny . Se utilizaron dos cañones, ya que la única arma no pudo alcanzar la tasa de fuego objetivo de sesenta balas por minuto. En esta implementación, el AK-130 puede disparar ochenta balas por minuto, a una velocidad de cuarenta balas por minuto en cada arma. 

Esta velocidad puede mantenerse hasta 180 proyectiles activados en el cargador de la torreta. Cada proyectil pesa setenta y tres libras, y puede dispararse a unos veintitrés kilómetros. Pero, siendo realistas, puede disparar a quince kilómetros en el papel antiaéreo y ocho kilómetros en el papel antimisiles. La montura doble del  arma pesa alrededor de cien toneladas, y el cargador de municiones unas cuarenta toneladas; esto hace que el AK-130 como un sistema completo sea extremadamente pesado. A modo de comparación, el cañón Mk 45 Mod 2 (abajo) de 127 milímetros en destructores estadounidenses que pesa solo cincuenta y cuatro toneladas para el sistema completo; sin embargo, es una montura de cañón único con solo veinte cartuchos cargados en el cargador de la torreta. El AK-130 funcionaba con dirección del radar y tiene una computadora balística integrada a un telémetro láser.
Resultado de imagen para cañón Mk 45 Mod 2 de 127 milímetros
Esas mismas características convertirían al AK-130 en uno de los mejores cañones navales con los que defender un barco de un enjambre de drones. Su velocidad de disparo rápida y el tamaño de sus municiones proporcionaría letalidad sin igual, y el cargador extremadamente grande garantizaría su capacidad para mantenerse en la lucha. También significa que se destaca en roles como soporte en tierra, y si se le permite entrar en el campo de tiro, sería devastador para cualquier barco que pudiera recibir su disparo. Mientras que los cañones grandes son algunas de las tecnologías navales más antiguas, con sistemas tan avanzados como el AK-130, continúan demostrando su utilidad en la era moderna.

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like El cañón naval AK-130 de Rusia podría destruir a un destructor de la Armada on Facebook

Siguen los despidos en la Fábrica Militar de Aviones y empiezan las suspensiones (III)



En una semana se recortaron 68 puestosPor Gabriela Origlia - Clarin.com

En una semana se recortaron 68 puestos.
Fuente: Archivo

CORDOBA.- En una semana el plantel de la Fábrica Militar de Aviones Brigadier San Martín (Fadea) recortó 68 empleados, que se suman a los 350 que se fueron en los últimos dos años con el programa de retiros voluntarios. La conducción de Antonio Beltramone volvió a optar por un comunicado para anunciar que en el plan "de adecuación de la dotación" que llevan adelante se sumaron 33 despidos a los 35 de hace unos días. Además, desde mañana suspenden a 550 operarios que cobrarán el 75% de su sueldo.

Cuando a mediados del año pasado, los gremios de Fadea plantearon que desde Recursos Humanos les comunicaron que habría unos 100 despidos, tanto desde la conducción de la empresa como desde el Ministerio de Defensa salieron a negarlo. A un mes de la asunción de Beltramone, comenzaron. La clave es que la fábrica tiene un nivel de producción mínimo, insuficiente para sostener los 1000 trabajadores que le quedan.

En el comunicado Fadea señala que los despedidos serán "indemnizados según lo establecido por la legislación vigente. Esta medida no es aislada, sino que se enmarca en un conjunto de acciones que se están realizando para reestructurar y reorganizar a la fábrica de modo de lograr el equilibrio en todos los niveles de la organización".

En ese contexto, agrega que, con el objetivo de mantener las capacidades productivas, instrumentó "un esquema de suspensiones parciales que implicará a aquel personal que en función del volumen de trabajo actual no posea tareas asignadas". Describió que la medida "no afectará el curso de los programas en ejecución, los cuales no se han visto alterados y continuarán con su normal desarrollo. En este sentido, el personal involucrado en proyectos vigentes con carga de trabajo asignada no será suspendido".

En un principio las suspensiones involucran a 550 personas de distintas áreas, las que "se irán reincorporando a medida que los programas en curso o los nuevos a ejecutar lo requieran". Continúa: "De este modo se optimizarán los recursos asignados, manteniendo los procesos vinculados al volumen de trabajo actual y al esperado, sin afectar las capacidades que serán estratégicas en el futuro próximo".

Aunque desde que asumió, la nueva conducción no habló con la prensa, dejó trascender que sigue la estrategia de buscar negocios por fuera del Estado para llegar a 2019 con déficit cero; este año el Tesoro girará unos $180 millones del Tesoro. En la planta se producen piezas para Embraer, se modernizan dos Hércules y se mantienen tres Pampa, un Orion y un Turbo Mentor de la Armada. También se fabrican vallas de seguridad para la cumbre del G20.

El ministro de Defensa, Oscar Aguad , afirmó que para fabricar el Pampa la empresa requiere de socios. Hay contactos con la sudafricana Paramount Group y la alemana Grob, pero nada cerrado. Los sudafricanos propusieron asociarse y aportar la aviónica que fabrican; los alemanes apuntan a importar partes desde Córdoba y armar el avión en su planta, que no se llamaría Pampa.

La producción de los tres Pampa 3 que se deben entregar a la Fuerza Aérea enfrenta inconvenientes ya que se dificultó la homologación del prototipo IA67. La situación de Fadea es similar a todo el conjunto de Fabricaciones Militares, donde ya se produjeron 354 eliminaciones de contratos y el cierre de la unidad de Azul. En Córdoba, entre Villa María y Río Tercero, hubieron unos 65 despidos.

El segundo comunicado de Fadea concluye igual que el primero (cuando anunció 35 despidos): "Para entender la situación actual, se debe analizar a Fadea dentro del contexto nacional actual. Cuando asumió el nuevo Gobierno Nacional encontró empresas públicas mal administradas, sin coordinación ni estrategia comercial, con déficit y que incumplían su compromiso con la sociedad. La actual situación es resultado de años de gestiones ineficientes que hoy llevan a tomar medidas difíciles y poco gratas, pero necesarias para lograr revertir las gravísimas consecuencias que pueden generarse".

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like Siguen los despidos en la Fábrica Militar de Aviones y empiezan las suspensiones (III) on Facebook

Por el ajuste, Dietrich dio de baja la obra de la estratégica autopista de la ruta 11



Resultado de imagen para ruta 11 santa feLPO (Rosario) - Conecta los puertos de Rosario y Paraguay. Un caso testigo de la reprogramación en la obra pública.
Pasadas las elecciones el gobierno de Mauricio Macri decidió darse por notificado del alarmante déficit del país y empezó a dilatar y hasta suspender obras públicas anunciadas con bombos y platillos durante la pasada campaña electoral.

La promesa es que se reactivaran con financiamiento privado cuando se pongan en marcha el polémico sistema de Participación Público Privada (PPP), pero este proceso en el mejor de los casos puede llevarse buena parte del año.

En Santa Fe ya se concretó el primer síntoma del desaceleramiento del plan de infraestructura de Mavcr, que tiene en la construcción de autopistas y rutas seguras su corazón. El Ministerio de Transporte que conduce Guillermo Dietrich ya confirmó a las autoridades provinciales que se aplazó sin fecha definida la contrucción de una autopista en la estratégica Ruta 11, que conecta los puertos de Rosario con Paraguay. El premio consuelo es que Vialidad Nacional se encargará de repavimentarla y transformarla en "ruta segura", esto es con banquinas pavimentadas y cada tanto con un tercer carril de paso.

En este caso ni siquiera queda el consuelo de esperar que haya interesados para hacer la obra mediante PPP, porque no fue incluída en los corredores que se construirán mediante ese sistema.

"No se la introdujo en los PPP porque a pesar de ser una arteria internacional no iban a haber privados interesados, nos explicaron desde Nación", se lamentó el empresario santafesino Roald "Coco" Báscolo, en diálogo con LPO.

Báscolo es presidente del Centro Industrial y Comercial de Reconquista y junto productores agropecuarios e industriales del centro norte de la provincia de Santa Fe manifestaron su preocupación por la dilatación de las obras. "Desde 1961, durante el gobierno de Frondizi, que no se hacen obras de envergadura en la Ruta 11 ni en el norte santafesino", explicó Báscolo y recordó que "en el 2016 nos dijeron que estaba por hacerse el llamado a licitación para convertir en autovía el tramo de Santa Fe-San Justo, pero nunca concretó".


"Ahora, recibimos la visita del diputado Federico Angelini quien se disculpó por el atraso en las obras y nos informó que en esta primera etapa se convertirá en ruta segura y se repavimentará", agregó el empresario.



Foto: Lifschitz recibe a Dietrich

El director de vialidad provincial, Pablo Seghezzo, afirmó en diálogo con LPO que "si bien hay un plan de obras muy ambicioso anunciado por el gobierno nacional, no vemos que haya un correlato en la realidad".

"Hay anuncios, publicaciones en los diarios, se hablan de PPP pero no se termina de materializar. En concreto, en lo que se está avanzando en obras importantes es en la culminación de la circunvalación de Rosario y la Ruta 34, pero en lo que respecta a la 11, se modificó el plan original de convertirla en autopista y por ahora no tenemos mayores precisiones", dijo el funcionario.

Es que el plan original de Nación era convertir el tramo de ruta entre Santa Fe y San Justo en autopista, luego se modificó el proyecto y se decidió hacerla autovía (dos manos pero con los cruces a nivel, sin puentes) y ahora simplemente se la repavimentará y se transformará en "ruta segura".

El reclamo por la obra es tan antiguo e intenso, que incluso se creó el colectivo "Todos por la Ruta 11", un grupo que integran productores agropecuarios, industriales, trabajadores del peaje y presidentes comunalese negro sus planes para la estratégica arteria.

Por eso, la próxima semana el gobernador Miguel Lifschitz recibirá al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, para que le explique en que consiste el proyecto de repavimentación y como quedará la cencesión ante el vencimiento del contrato que hoy tiene Cincovial.

La idea del gobierno nacional es levantar los peajes y asumir la operación en las rutas en las que los concesionarios no han invertido. Esto ya le generó un conflicto con el gremio de peajes (Sutpa) que fundó Facundo Moyano y hoy esta en manos de Sergio Sánchez.

Sánchez con los pliegos ya lanzados por Transporte para licitar seis corredores viales mediante PPP "aún no tenemos definiciones concretas sobre qué funciones desempeñarán aquellos compañeros de las estaciones de peajes que se levanten o trasladen".  En efecto, desde la cartera de Dietrich confirmaron el retiro de las cuatro estaciones de peaje de la Ruta 11 que se ubican en la localidad de Nelson, Videla, Reconquista y Florencia.

Desde el gremio de peajes provincial Sutracovi confirmaron su preocupación por los 120 puestos de trabajo que están en riesgo y que tienen un fuerte impacto en las pequeñas localidades del norte santafesino: "Un ejemplo: En Nelson, que tiene 2.500 habitantes, veintitrés familias viven del peaje", afirmó a LPO Leandro Bond, secretario General del gremio. Además, Bond subrayó que con el fin de la concesión, el estado nacional deberá organizar la prestación de los servicios necesarios para mantenimiento y auxilio que necesita un corredor como la Ruta 11.

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like Por el ajuste, Dietrich dio de baja la obra de la estratégica autopista de la ruta 11 on Facebook

Terrorismo, narcotráfico y defensa: la agenda de Aguad y Bullrich en su visita a Estados Unidos



(Foto: NA)Por Martín Dinatale - mdinatale@infobae.com - Infobae.com.
Los ministros de Defensa y Seguridad mantendrán la semana que viene un encuentro con representantes del FBI, la DEA y el Comando Sur; la idea es intensificar la cooperación conjunta.

Casi en paralelo a la visita del secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, que llegará mañana a la Argentina, los ministros de Seguridad y Defensa, Patricia Bullrich y Oscar Aguad, viajarán la semana que viene a Estados Unidos para avanzar con el gobierno de Donald Trump en acuerdos puntuales y una agenda nutrida sobre cuatro ejes sensibles para la región: la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo, la capacitación en defensa y los operativos para la cumbre del G20 en Buenos Aires.

Serán tres días intensos de trabajo entre Washington y Miami para los dos ministros argentinos. La intención del gobierno de Mauricio Macri es aceitar relaciones con Estados Unidos para trabajar en forma más coordinada en áreas como la defensa y la seguridad. Algo de esto dialogará el propio Tillerson en la reunión que mantendrá este domingo con el canciller Jorge Faurie en el palacio San Martín y con Macri en la residencia de Olivos el lunes.

El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson (Reuters)El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson (Reuters).

"Tenemos que ir hacia una cooperación muy fuerte con Estados Unidos y con muchos otros países que compartimos valores democráticos comunes ya que hay temas como el narcotráfico, el terrorismo o la delincuencia que hay que atacar juntos sin reparos", dijo a Infobae un encumbrado funcionario del gobierno que armó parte de la agenda de Bullrich y Aguad.

La ministra de Seguridad viajará el martes que viene a Washington donde mantendrá una intensa agenda en el Departamento de Estado, con las autoridades del FBI, la DEA, la Homeland Security y senadores republicanos y demócratas. Dos días mas tarde se le sumará en Miami el ministro Aguad para mantener encuentros con los funcionarios del Comando Sur que trabajan en proyectos de cooperación en defensa y seguridad.

El objetivo del gobierno es intensificar los acuerdos de cooperación que se establecieron con Washington desde que Macri llegó al poder. Tras su reunión con Trump el año pasado el presidente argentino selló una batería de acuerdos que ahora se pondrán en marcha.

En el caso de la DEA, fuentes calificadas de la Casa Rosada dijeron que se llevan adelante tareas conjuntas que se intensificarán en lo inmediato. Se espera avanzar en operativos contra el narcotráfico en la región como el que se dio contra el cartel colombiano en octubre del año pasado en el Café de los Angelitos o en Tigre, por poner algunos ejemplos. A su vez, se sabe que la oficina antinarcóticos de Estados Unidos tiene previsto ampliar la dotación del personal que hay actualmente en la Argentina. Durante el kirchnerismo la DEA quedó reducida a una o dos personas y ahora la administración Trump quieren elevar esa presencia en el país para trabajar en forma conjunta con la Argentina.

Por el lado de los encuentros con la Homeland Security, Bullrich busca también ampliar los trabajos de cooperación conjunta para reforzar toda la seguridad en las fronteras en este año que en la Argentina se dará la cumbre del G20 con los presidentes más poderosos del mundo en Buenos Aires reunidos en noviembre. También hay una fuerte preocupación de esta oficina de seguridad de Estados Unidos por la presencia de grupos terroristas en países como Brasil, Ecuador o en Ciudad del Este que se encuentra en la frontera tripartita de Argentina, Brasil y Paraguay.

Hubo varios reportes de Estados Unidos en los últimos años que mencionaban la presencia de células terroristas en la región, incluido un informe que elaboró en su momento el fallecido fiscal Alberto Nisman. Sobre estos temas dialogará Bullrich con sus pares del FBI y la Homeland Security. Esta visita se da en momentos en que el Ministerio de Seguridad acaba de achicar la secretaría de Fronteras que controlaba todo el tránsito del país junto a Migraciones para armar una subsecretaría. El hasta ayer titular de esa secretaría, Luis Green, renunció al cargo y ahora asumirá en su lugar el subsecretario del área Matías Lobos. No es precisamente esta una buena señal en estos momentos de los vínculos con Estados Unidos pero el plan forma parte del esquema de recortes en el Estado que decidió dar Macri.

En el Capitolio, Bullrich mantendrá un encuentro con representantes del partido demócrata y republicanos. Según pudo saber Infobae, estos plantearán preguntas relacionadas con el avance de la causa de la muerte de Nisman y la investigación del atentado contra la AMIA.

Por otra parte, la visita de Bullrich se extenderá a Miami donde se reunirá con Aguad para encontrarse con autoridades del Comando Sur. Este es un mando conjunto integrado por más de 1.200 efectivos militares y civiles de Estados Unidos que realizan operaciones especiales conjuntas con otros países de la región en materia de seguridad y defensa. Según fuentes de la Casa Rosada, hay una intención precisa de Macri de intensificar los operativos conjuntos del Comando Sur con las Fuerzas Armadas argentinas para la lucha contra el narcotráfico y el cuidado de los recursos naturales. Durante el kirchnerismo estos operativos fueron directamente cancelados. La decisión del entonces canciller Héctor Timerman de impedir el ingreso de oficiales norteamericanos que llegaban a la Argentina para dar cursos de adiestramiento a la Policía Federal frenó hasta ahora toda la cooperación bilateral en esta materia.

"Se debe entender que Estados Unidos es un aliado de la Argentina y que vamos a estar trabajando en conjunto para enfrentar delitos internacionales. Este es el sentido de trabajo que buscan dos países que comparten valores democráticos comunes", dijo a Infobae un funcionario del Ministerio de Defensa que acompañará a Aguad en sus encuentros con el Comando Sur.

A su vez, Aguad y Bullrich quieren abordar con las autoridades de Estados Unidos un trabajo conjunto para los operativos de seguridad que se darán durante este año en el marco de la cumbre del G20 en Buenos Aires. Hay previstas más de 30 reuniones de ministros y secretarios de Estado antes de la reunión de presidentes que se dará en noviembre en Tecnópolis. La Argentina ya empezó a establecer acuerdos de cooperación para esta cumbre con varios países, entre ellos, además de Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania, China y Rusia.

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like Terrorismo, narcotráfico y defensa: la agenda de Aguad y Bullrich en su visita a Estados Unidos on Facebook

ARA San Juan: Rusia deja la búsqueda y el Gobierno ya elaboró un plan de acción alternativo



Mauricio Macri junto a Vladimir Putin, durante su último encuentro en MoscúPor Martín Dinatale - mdinatale@infobae.com - Infobae.com.

La misión de los rusos que tiene un robot sumergible se irá en marzo. Licitaciones, compras o empresas con recompensas, son alternativas evaluadas. Habrá un homenaje a los 44 tripulantes.

Mauricio Macri junto a Vladimir Putin, durante su último encuentro en Moscú

El mandato de Mauricio Macri es irreversible: no se abandonará la búsqueda del ARA San Juan que está desaparecido desde el 15 de noviembre pasado. Bajo esta estricta directiva presidencial, el Ministerio de Defensa y la Armada ya elaboraron un plan a largo plazo para poner en marcha el operativo de búsqueda del submarino en el Atlántico Sur con presupuesto propio teniendo en cuenta que la última ayuda internacional que es la de Rusia culminará en los primeros días de marzo.

Según confirmaron a Infobae fuentes calificadas del Gobierno, el Ministerio de Defensa ya coordinó con la Armada un esquema alternativo de búsqueda del submarino que contempla al menos tres variables de acción: se analiza la posibilidad de llamar a una licitación internacional para contratar un robot de búsqueda profunda; también está contemplada la idea de comprar ese artefacto sofisticado que hoy están usando los rusos y, por último, se podría lograr a un acuerdo con dos empresas que recibirían una recompensa del Estado para este tipo de búsquedas.

El avión ruso Antónov An-124, uno de los más grandes del mundo, que llegó en noviembre del año pasado para sumarse a la búsqueda del submarino ARA San Juan con un grupo de rescate y el robot sumergible teledirigido denominado Pantera Plus, dejará su misión a fines de febrero o en los primeros días de marzo. Así se lo confirmaron los diplomáticos rusos al gobierno argentino. De esta manera, Rusia es el último país que participará en la ayuda a la Argentina para dar con el ARA San Juan. Durante la búsqueda del submarino intervinieron siete países, entre ellos Rusia, Brasil, Chile, Reino Unido y Estados Unidos.

Con la salida de Rusia del operativo de búsqueda, la Argentina se quedará con los cuatro buques operativos que seguirán las tareas de localización del ARA San Juan en el Atlántico Sur. De hecho hoy están operando en altamar dos buques Oportunidad, 14 aeronaves y 400 sonoboyas, además de más de 2000 efectivos de las Fuerzas Armadas. También estan trabajando en apoyo del operativo un buque del Conicet y otro del Ministerio de Agricultura. "No vamos a dejar ni un solo día de buscar el submarino San Juan. El Gobierno en pleno y las Fuerzas Armadas están comprometidas con esta misión", dijo a Infobae un allegado al ministro de Defensa.
Resultado de imagen para Pantera Plus
Pero hay un problema: la Argentina no cuenta con un robot sumergible para seguir a 1.000 metros de profundidad la búsqueda. Es que el aparato no tripulado de Rusia, el Pantera Plus, está dotado de un sonar que escanea el fondo del mar. La Armada argentina podría encontrar el submarino con los actuales buques pero no tendrá en adelante la posibilidad de verificar el eventual hallazgo en la profundidad del mar.

Ante esta disyuntiva el ministro de Defensa Oscar Aguad instruyó a la Armada a poner en marcha un esquema alternativo para seguir con el operativo de búsqueda. Así, se contempla llamar a una licitación internacional para contratar un robot sumergible del estilo de Rusia. Fuentes del gobierno dijeron a Infobae que el problema que esta alternativa llevará un tiempo y si los rusos dejan de operar en los primeros días de marzo el proceso de licitación se dará más tarde.

La otra posibilidad que maneja el Ministerio de Defensa es el de comprar el robot sumergible que tiene un costo estimado de 4 millones de dólares. "Es la posibilidad más cierta", graficó un funcionario del Gobierno.

Pero también se maneja una tercera alternativa para seguir con el operativo de búsqueda del ARA San Juan que es el de lograr un acuerdo con alguna compañía internacional que se dedica a emprender la búsqueda bajo el acuerdo de un pago de recompensa establecido. Sólo se le paga si se encuentra el submarino. Según pudo saber Infobae, actualmente hay dos empresas norteamericanas dedicadas a este tipo de tareas. Una de ellas estuvo buscando un avión que se cayó al mar cerca de Malasya. Se estima que el monto de recompensa pautado en este caso sería de entre 5 y 7 millones de dólares.

En el Gobierno están acelerando los procesos para llevar adelante cualquiera de estas posibilidades para seguir adelante con un "completo y profundo" operativo de búsqueda. De esta manera, se descartó la idea que hace 15 días informó el vocero de la Armada, Enrique Balbi, respecto a que el Gobierno estaba evaluando el presupuesto de cinco empresas privadas que podrían reemplazar las tareas de búsqueda que los buques del Reino Unido, Rusia, Estados Unidos, Chile y Brasil realizan desde hace casi dos meses para dar con el ARA San Juan.

A casi tres meses del último contacto que hubo con el ARA San Juan, la Armada informó que intervinieron 4.000 personas en la búsqueda del submarino, 25 buques, dos buques Oportunidad, 14 aeronaves, 400 sonoboyas, e intervinieron siete países, entre ellos Rusia, Brasil, Chile, Reino Unido y Estados Unidos. Hasta el momento, Balbi admitió que "no existe hipótesis alguna de lo que ocurrió con el ARA San Juan porque de los 54 contactos inspeccionados en el fondo del mar ninguno de ellos coincide con el submarino perdido". En los operativos en los que intervinieron las Fuerzas Armadas de la Argentina y de otros siete países se realizó un fondo de barrida de 3.650 metros cuadrados y no se detectó ningún contacto con el submarino.

Por otra parte, el Gobierno seguirá adelante con su plan para apoyar a los familiares de los 44 tripulantes del ARA San Juan y se aclaró en forma tajante: "La Armada y el Gobierno están y estarán cerca de los familiares a la vez que no hay límite alguno del presupuesto destinado a la búsqueda del submarino".

Este plan contempla, además de la asistencia financiera y operativa de las familias de los tripulantes, la realización de un homenaje que le hará el presidente Macri y la Armada a los submarinistas. "Nadie hablará de muertos o de desaparecidos en el mar. Sólo hablaremos de héroes y habrá un mensaje de apoyo permanente", dijo un allegado al ministro Aguad.
Así, se trabaja también en la idea de levantar un monumento de homenaje a los tripulantes del ARA San Juan en un lugar aun no determinado. Esto surge de una idea que llevó adelante en su momento el gobierno de Israel cuando perdió el submarino Dakar en el mediterráneo y 31 años después sólo se encontraron algunos restos con los que se levantó un monumento de homenaje a esos marinos.

En forma paralela a todo esto, el Gobierno sigue de cerca la investigación judicial que está en marcha, puso su disposición toda la información y hay una investigación interna de la Armada que también es monitoreada desde el Ministerio de Defensa.

"Era necesario restablecer la cadena de mandos que se rompió, generar confianza y poner en la cúpula a un hombre conciliador", explicó en este sentido una fuente calificada de la Casa Rosada al evaluar el cambio de cúpula de la Armada donde se desplazó a Marcelo Srur por el vicealmirante de Infantería de Marina José Luis Villán.

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like ARA San Juan: Rusia deja la búsqueda y el Gobierno ya elaboró un plan de acción alternativo on Facebook

El submarino ARA San Juan tenía la orden de espiar a barcos y aviones británicos



Por Andrés Klipphan - Infobae.com
Infobae accedió a los documentos incorporados a la causa que investiga las razones de la desaparición del buque.

"¿Qué misión secreta estaba haciendo? Navegando al final de la plataforma continental marítima al borde del talud… ¿Qué misión tan ultra secreta estaban haciendo? Es mi hermana y necesito que me den explicaciones. Mi hermana está explotada en el fondo del mar".

La pregunta, golpeando la mesa con sus puños cerrados y tensos, no obtuvo respuesta por el ministro Oscar Aguad. Fue realizada el 25 de enero pasado por Silvina Lucía Krawczyk, la hermana de la submarinista Eliana, la única mujer entre los 44 tripulantes del desaparecido ARA San Juan.

En esta nota, Infobae intentará responder el interrogante a través del análisis de documentos secretos y confidenciales que el auditor de la Armada Argentina y el Ministerio de Defensa le enviaron al Juzgado Federal de Caleta Olivia, a cargo de Marta Yañez. Hay al menos dos misiones de dudosa legaliad.

Objetivos británicos

Según la "Orden de Operaciones del Comando de la Fuerza de Submarinos" N° 04/17, fechada el 24 de octubre de 2017,  el submarino ARA San Juan debía "obtener reconocimiento preciso" y "localización, identificación, registro fotográfico/fílmico" de aeronaves militares y logística (RAF 130) que responden a la gobernación de las Islas Malvinas y a la Real Fuerza Aérea británica. El escrito precisa que debía recolectar información sobre varios buques, entre ellos el "BP CFL HUNTER", el "HMS CLYDE" y el "FPV PROTEGAT" (ver página 3 del documento adjunto).

La instrucción, rotulada como "CONFIDENCIAL" por la comandancia de la Armada, es precisa. Además de fiscalizar la presencia de pesqueros extranjeros que desarrollan su tarea comercial "fuera de las 200 millas", la tripulación tenía la misión de realizar inteligencia sobre parte de la flota y la aviación de guerra y comercial inglesa con base en las Islas Malvinas. El dato, desconocido hasta hoy, fue negado ante reiteradas consultas periodísticas y de los familiares de los tripulantes por el Ministerio de Defensa y por la Armada.

Fuentes militares consultadas por Infobae no descartan que en el marco de dichas operaciones el buque de guerra argentino haya sido detectado fuera de la Zona Económica Argentina por naves de patrullaje británica. De ser así, la maniobra podría haber sido interpretada como una invasión a lo que consideran una zona de conservación pesquera de las Malvinas. Esta podría ser una de las razones por las cuales el ARA San Juan era vigilado de cerca en una misión anterior por un submarino nuclear, según surge de los reportes confidenciales publicados por este medio la semana pasada.  Se desconoce hasta ahora si el capitán Pedro Martín Fernández reportó a sus superiores un contacto similar en la última navegación iniciada en Ushuaia.

En la cartografía británica, parte de la zona hacia donde había sido destinado el submarino está señalada como de prohibición de pesca para buques no autorizados por la gobernación de las Islas Malvinas y es patrullada por naves rápidas inglesas, similares a las utilizadas por la Prefectura Naval Argentina para proteger las riquezas naturales en el mar.

Para que no queden dudas sobre la zona en la que el submarino desaparecido debía realizar sus operaciones de fotografía, localización e identificación, la orden estableció un área de patrullaje denominada "Juliana".

Abarcaba una amplia superficie comprendida por las latitudes y longitudes 46° 00′ S, 61° 30′ W- 46° 00′ S, 59° 34′ W- 47° 50′ S, 60° 24′ W, 47° 50′ S, 62° 20′ W , cuya proyección demuestra que el submarino y sus tripulantes debían navegar en un área que el Reino Unido considera como propia.
El área Juliana está delimitada por las latitudes y longitudes 46° 00′ S, 61° 30′ W- 46° 00′ S, 59° 34′ W- 47° 50′ S, 60° 24′ W, 47° 50′ S, 62° 20′ W
El área Juliana está delimitada por las latitudes y longitudes 46° 00′ S, 61° 30′ W- 46° 00′ S, 59° 34′ W- 47° 50′ S, 60° 24′ W, 47° 50′ S, 62° 20′ W

De acuerdo a estos documentos, al submarino argentino se le ordenaba expresamente que violara el artículo 111° de la Convención de la Naciones Unidas Sobre el Derecho del Mar (Convemar), que delimita el derecho de persecución. No existen documentos oficiales que determinen si el ARA San Juan cumplió con esta directriz en la misión en la que desapareció. Sí, en cambio, en su penúltima navegación.  

El 9 y 10 de julio de 2017, cuando el ARA San Juan detectó el "rumor sonar" de un submarino nuclear presumiblemente británico por la zona en que navegaba, que en ese caso la Armada Argentina denominó "Área Micaela", se violaron convenios y tratados internacionales.

Los posicionamientos del submarino argentino cuando identificó a su par nuclear lo ubican, según la cartografía naval (ver infografía), el día 9 a las 19:48 a 18 millas náuticas (33,3 km.) dentro de la Zona Económica Exclusiva Argentina. La proyección de la dirección de donde provenía el "rumor sonar" ubica al submarino extranjero cerca de la posición del ARA San Juan. En cambio al día siguiente, el 10 de julio, a las 03:45, ubica al ARA San Juan sobre la línea imaginaria que determina el límite exterior de la Zona Económica Exclusiva. Y esta vez el "rumor sonar" ubica al submarino nuclear mucho más cerca del submarino de bandera argentina.

Los gráficos aquí presentados muestran la ubicación exacta según las coordenadas volcadas por el comandante en el reporte elevado el 14 de agosto de 2017 al comandante de la Fuerza de Submarinos, capitán de navío Claudio Javier Villamide. Es el mismo oficial superior que firmó las dos órdenes de mando que le solicitaban al ARA San Juan realizar tareas sobre objetivos civiles y militares ingleses dentro del área controlada por el Reino Unido.

Villamide,  fue pasado a "disponibilidad" junto a otros siete oficiales por disposición del ministro de Defensa hasta tanto la jueza federal Yáñez determine qué pasó con el submarino en su última partida.
Los pesqueros chinos

En la misma orden 04/17 del 24 de octubre también se disponen tareas de inteligencia sobre buques pesqueros que operan fuera de las 200 millas.

En la penúltima navegación, el comandante Fernández no sólo se vio obligado "disminuir los ruidos al máximo" por la "posible presencia de un submarino nuclear". También tuvo un incidente con el pesquero chino LU RONG YUAN YU 883.

Según las posiciones que informó el capitán Fernández, este violento evento en el mar sucedió fuera del 200 millas argentinas. La posición náutica del pesquero de bandera China era "PSN 46° 43, 7S 060° 18' 1W".

La cartografía naval difundida por Prefectura Naval Argentina demuestra que el buque asiático estaba pescando calamar Illex en aguas internacionales, de manera legal, lo que deviene en innecesaria la presencia del submarino argentino en la zona. Además, esa área suele ser patrullada durante los 365 días del año por embarcaciones especializadas que están bajo la órbita del Ministerio de Seguridad, como el Guarda Costa 27 Prefecto Fique.
Infografía en base a datos oficiales de Prefectura Naval Argentina.
Infografía en base a datos oficiales de Prefectura Naval Argentina.

La Prefectura, a través de las imágenes obtenidas por el Programa Guardacostas, que opera ininterrumpidamente durante todo el año, ya había identificado al LU RONG YUAN YU 883, el día y el horario marcado por el comandante Fernández. Según esas imágenes satelitales, el pesquero Chino estaba ubicado a 18,17 millas náuticas, fuera de la Zona Económica Exclusiva Argentina. Esto es, a casi 35 kilómetros.

¿Será por esa razón que las autoridades de la Armada Argentina no reportaron el incidente, ni radicaron la denuncia correspondiente? De haberlo hecho, se podría haber actuado jurídicamente sobre el pesquero ya que, según la derrota trazada por el buque de bandera asiática, y tal como se observa en el "reporte histórico" del buque LU RONG YUAN YU 883, estuvo varios días en aguas del Río de la Plata, próximo al puerto de Montevideo, en lo que se entiende como una escala técnica/logística, la que es muy común en este tipo de buques.

La traza exacta del pesquero que intentó agredir –quizás aduciendo defensa- al submarino nacional pudo ser establecida por las herramientas tecnológicas de la PNA que permiten realizar un seguimiento y análisis de las trayectorias de cualquier buque en aguas de soberanía nacional, la denominada "Milla 201", y en el mar libre.

La jueza federal de Caleta Olivia, Marta YáñezPor ese mismo sistema, se pudo determinar que otros cinco objetivos pesqueros sobre los que el ARA San Juan realizó inteligencia también estaban fuera del área de las 200 millas. Se trata de las embarcaciones Lu Quing Yuan Yu 202, Cosecha, Lu Quing Yuan Yu 209, Lu Quing Yuan Yu 210 y Lu Quing Yuan Yu 206.

La jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez

Si en la navegación anterior a su desaparición el ARA San Juan individualizó y fotografió a los objetivos ingleses, tal como estaba previsto en la "Orden de Operaciones del Comandante de la Fuerza de Submarinos N° 01", el dato no fue informado en el reporte oficial que consta en la causa.

A esta altura parece difícil que eso hubiese ocurrido ya que el propio comandante Fernández reconoció que durante aquellas tareas encomendadas el único periscopio que funcionaba tenía la óptica dañada, que por momentos solo podía navegar a 5 nudos, que había ingresado agua del snorkel, que desde el momento de zarpar el submarino presentó problemas en su sistema de comunicaciones, que desde el día 11 de navegación perdieron 50 litros de aceite diarios y que, entre otras irregularidades, "a partir del segundo día de navegación se detectó un ruido permanente en la línea de eje entre 65 y 85 revoluciones por minuto (RPM), que se mantuvo a lo largo de toda la navegación".

Esos ruidos, para un submarino, son como los sonidos de un sonajero de un niño para los padres: permiten ubicarlo de inmediato. Es muy probable que esta sea una de las razones por la cual el submarino nuclear no tuvo inconvenientes para detectar en su sonar al ARA San Juan.

Hasta la publicación de esta nota, las autoridades nacionales habían mantenido en secreto las tareas de espionaje encomendadas al submarino.

La única persona con autoridad para responder las inquietudes de los familiares de los 44 tripulantes del ARA San Juan es la jueza Marta Yañez, que tiene por delante una tarea compleja. Quizás esta publicación aporte un grano de arena a su investigación. 

Infografías: Marcelo Regalado

Comentario:
Mas alla de los títulos periodísticos rimbombantes, simplemente la Armada Argentina hacia una tarea propia de la inteligencia naval, es decir "la reunión de información", que es una actividad constante de toda organización militar. Un submarino no lleva "cañas para pescar y disfrutar de las delicias del mar"...

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like El submarino ARA San Juan tenía la orden de espiar a barcos y aviones británicos on Facebook

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Responsive Ads Here