Desarrollo y Defensa - Portal de Seguridad

Breaking

Facebook

test banner

Post Top Ad

Responsive Ads Here

Post Top Ad

Responsive Ads Here

lunes, 9 de octubre de 2017

Desarrollo y Defensa

Desarrollo y Defensa

Siguen vendiendo terrenos públicos de Capital y se vienen cambios en los barrios



Por Pablo Novillo - Clarin.com
Ya suman más de 33 manzanas en Retiro, Colegiales y La Boca, entre otros. Permitirán levantar edificios de hasta 75 metros. Críticas de vecinos y opositores.
Siguen vendiendo terrenos públicos de Capital y se vienen cambios en los barrios
Retiro. En la zona del playón ferroviario se podrán construir edificios de hasta 45 metros. / Silvana Boemo

Acaso uno de los temas en el que más afinadamente está funcionando la sintonía entre los gobiernos de la Nación y la Ciudad sea la venta de terrenos estatales. Con los que autorizó la Legislatura porteña en la última sesión, los predios sumados equivalen a más de 33 manzanas. En el Estado afirman que buscan generar inversiones y que todo el dinero irá a obras públicas. Pero varias de las iniciativas despiertan rechazo vecinal. Por lo pronto, y aunque demoren algunos años, en varios barrios de la ciudad habrá transformaciones importantes.

En la sesión del jueves 28 de septiembre, los legisladores dieron dos pasos importantes. El más novedoso fue la autorización para que se pueda edificar en cinco terrenos que, sumados, equivalen a unas 6 manzanas. El más importante queda en Retiro: es la franja que corre a lo largo de Avenida del Libertador desde Ramos Mejía hasta la altura del Museo Ferroviario, donde hoy hay galpones y estacionamientos de oficinas públicas. Allí habrá un importante cambio, porque demolerán unas tres cuadras del paredón que da a Libertador y se podrán levantar edificios de hasta 45 metros de altura.

Los otros cuatro terrenos a subastar quedan en Ortiz de Ocampo entre las vías del tren Mitre y las del San Martín (Palermo), en Triunvirato y Roosevelt (Villa Urquiza), en Holmberg y Pico (Saavedra) y en General Paz y Acassuso (Mataderos).

Como se trata de una modificación al Código de Planeamiento Urbano, ahora el expediente debe pasar por una audiencia pública y una segunda sanción. Pero se descuenta que será aprobada, porque el oficialismo cuenta con los 32 votos del interbloque Vamos Juntos, más eventuales aliados.

De hecho, esto sucedió con el otro proyecto sancionado ese jueves, ya en segunda lectura. Se trata de la urbanización del playón ferroviario de Colegiales, donde autorizarán la construcción privada pero también abrirán las calles hoy cortadas por el tren.

Siguen vendiendo terrenos públicos de Capital y se vienen cambios en los barrios
Colegiales. La altura máxima en la se permitirá construir en el playón ferroviario del barrio se fija en 25 metros. / Emmanuel Fernández.

Otra iniciativa, ya votada una vez, es la de construir edificios de entre 60 y 75 metros en Catalinas Sur, La Boca.

Estos proyectos se suman a una lista que incluye predios que equivalen a más de 24 manzanas, por ejemplo, el playón que queda detrás de Catalinas Norte, donde se autorizó la edificación de torres para oficinas. También está el predio de más de 4,4 manzanas en Palermo donde hoy funciona un hipermercado Jumbo y una sucursal de la cadena Easy.
Siguen vendiendo terrenos públicos de Capital y se vienen cambios en los barrios
Catalinas Norte. Harán oficinas y el dinero es para el Paseo del Bajo./ Maxi Failla

Todas estas leyes son impulsadas por el Ejecutivo porteño en convenio con la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), porque se trata de tierras que pertenecen al Estado federal. Pero la Ciudad tiene aparte sus proyectos propios, como la venta de la actual sede del club Tiro Federal para construir el Parque de la Innovación, en Núñez, o el plan para revitalizar el Autódromo mediante la cesión de espacios para la instalación de concesionarias, comercios y otros rubros vinculados al sector automotriz.

Tras acordar con los socios, el Tiro Federal se mudará junto al Parque de los Niños
La transferencia de público a privados genera discusiones. Desde el oficialismo sostienen diversos argumentos. Por un lado, que se trata de terrenos vacíos o subutilizados y que de esta manera se fomentan la inversión y la creación de empleo. También, que en todos los casos se destina el 65% de la superficie a espacios públicos y sólo el 35% a la edificación.

Siguen vendiendo terrenos públicos de Capital y se vienen cambios en los barrios
La Boca. Los terrenos públicos donde se estableció la Asociación Catalinas Sur. / Emiliana Miguelez

El otro argumento también le sirve al macrismo como gancho político para sumar consensos en la Legislatura, porque el compromiso es que todo el dinero que el Estado recaude por estas subastas lo volcarán a inversiones en infraestructura. Por ejemplo, la venta de Catalinas Norte se destinará a la construcción del Paseo del Bajo y la de los cinco predios votados el jueves servirá para financiar los viaductos de los ferrocarriles Mitre y San Martín.

El tema es que algunos de estos proyectos siembran dudas en mucha gente. En el caso de Colegiales la oposición fue clara, a punto tal que varios vecinos presentaron una iniciativa propia en la que pidieron que el predio se destinara a un parque y a otros fines sociales. Por Catalinas Sur también hay irritación, por ejemplo el club Darling denunció que el plan implica quitarles una hectárea de su terreno.

En la oposición también hay críticas. "Lo que están armando son enclaves de alta rentabilidad inmobiliaria, que funcionarán cerrados sobre sí mismos. Se trata de un modelo de ciudad excluyente y desarticulado", aseguró Javier Andrade, legislador del Frente para la Victoria. En tanto, Juan Nosiglia, legislador de Evolución, explicó que en la votación del jueves se abstuvo porque "el de los viaductos es un proyecto muy importante, pero una vez más se propuso la venta de tierras públicas. No lo vamos a acompañar a cualquier costo".

En el mercado inmobiliario toman las subastas como algo positivo. "Es interesante que primero salga la norma y después se venda la tierra, para que no haya dudas, y también que lo recaudado se comprometa a inversiones públicas, así el Estado cambia un activo por otro. El ingreso de estos terrenos al mercado será paulatino, así que no creo que genere una crisis de sobreoferta. El desafío lo tenemos los empresarios para aumentar nuestra capacidad de construcción", afirmó Gustavo Llambías, vicepresidente de la Asociación de Empresarios de la Vivienda.

En tanto, José Rozados, director de la consultora Reporte Inmobiliario, agregó que "en las subastas que se hicieron hasta ahora pagaron muy buenos precios. Algunos predios, como el de Catalinas Norte, podrán avanzar más rápido. Pero son procesos lentos, los cambios urbanos se verán en cuatro o cinco años".
Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like Siguen vendiendo terrenos públicos de Capital y se vienen cambios en los barrios on Facebook

La tecnología destinada para el control de la frontera (II)



Resultado de imagen para La Quiaca será patrullada por drones(La Nación) - La zona de La Quiaca será patrullada por drones con importante autonomía de vuelo.


Una de las zonas más sensibles en seguridad es la frontera norte y allí el Gobierno decidió apoyarse en la tecnología para fortalecer la vigilancia. El martes pasado quedó inaugurado un centro de comando y control instalado en La Quiaca, donde se utilizarán sistemas de observación remota adquiridos en Israel. Y en ese refuerzo de la frontera tendrán los drones una tarea importante.

El sistema contará con el apoyo de drones de última generación y largo alcance para advertir a los operadores sobre potenciales amenazas. Uno de los vehículos aéreos no tripulados que se empleará en esa zona puede transmitir información incluso a 40 kilómetros de su base. Ese dron tiene una autonomía de vuelo de 15 horas, por lo que podrá realizar un constante patrullaje de la frontera.

Otro de los vehículos aéreos no tripulados contará aún con mayor capacidad de alcance al transmitir la información a puestos móviles de control instalados en camionetas. De esa manera se podrá tener una mayor ventaja táctica, ya que no se dependerá del límite de autonomía fijado por la ubicación del centro de control instalado en La Quiaca.

Más allá de esos sistemas sustentados con el uso de drones de alta tecnología, el esquema de vigilancia remota se complementa con radares que analizan el movimiento terrestre y sensores que disparan alarmas cuando algún intruso cruza por el espacio vigilado. En esas situaciones los operadores podrán monitorear la zona con cámaras fijas que pueden identificar la patente de un vehículo ubicado a varios kilómetros de la posición de observación.

En la localidad jujeña de La Quiaca se instaló ese primer centro de control de fronteras y en los próximos meses se ubicarán puestos similares en Puerto Iguazú y en las localidades salteñas de Salvador Mazza y Aguas Blancas.

En esa última ciudad, a la vera del río Bermejo y con un gran tráfico de personas por el paso internacional con Bolivia, funciona por el momento un puesto móvil de vigilancia remota. Esa unidad se apoya en un dron modelo Zenith, con capacidad de transmitir datos a 18 kilómetros del camión en el que se reciben las imágenes. Su autonomía de vuelo es de 40 minutos y cuenta con cámaras de visión nocturna y sensores térmicos.

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like La tecnología destinada para el control de la frontera (II) on Facebook

Drones: nuevas aplicaciones para los vehículos de vigilancia remota



Por Vanesa Listek - LA NACION
Desarrollan en la Argentina sistemas aéreos no tripulados para extender las capacidades de las pesquisas judiciales, incluso con allanamientos virtuales y reconocimiento facial
Desarrollan en la Argentina sistemas aéreos no tripulados para extender las capacidades de las pesquisas judiciales
El trabajo de los drones en investigaciones policiales empieza a tomar cada vez mayor importancia, con sistemas de vigilancia remota que ayudan a los detectives a avanzar en casos complejos, donde el límite de la investigación es la capacidad humana de llegar a lugares inaccesibles. Desde seguimiento de sospechosos a búsquedas de personas, los vehículos aéreos no tripulados otorgan mayores oportunidades en las pesquisas.

Y una nueva generación de drones se desarrolla para ser utilizados en la Argentina.

Estos estudios permitirán que esos aparatos puedan interactuar entre sí para barrer lugares amplios, como una zona rural. Especialistas locales están desarrollando drones inteligentes para cumplir con esas funciones. El Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA) explora los algoritmos necesarios para darles a los drones una capacidad comunicacional autónoma, una posibilidad predictiva que permitiría al sistema tomar sus propias decisiones. En tanto que en el Cuerpo de Investigaciones Judiciales de la Ciudad (CIJ) desarrollan la ingeniería necesaria para hacer seguimientos de sospechosos y allanamientos virtuales.

Fuentes del ITBA confirmaron a LA NACION que el software y los drones que desarrollan tendrán la capacidad de hacer rastrillajes profundos en zonas donde, de otra manera, se necesitarían cientos de rastreadores y, además, lo podrán hacer en la mitad del tiempo. En esa casa de estudios explicaron que los investigadores crean la posibilidad de que esta tecnología exista, luego el empleo que se le puede dar es variado y, aunque uno de los más interesantes usos ayudaría en rastrillajes de búsqueda de personas, en zonas muy amplias y de difícil acceso, podría haber muchas aplicaciones, como en la agricultura o en la industria energética.

"La clave es el control coordinado: en vez de usar un dron para una tarea, se usan varios drones que pueden establecer una comunicación entre ellos para hacer tareas de manera conjunta", contó el investigador del Conicet en el ITBA, Ignacio Mas, quien dirige un equipo que genera los algoritmos que permitirán que un grupo de drones pueda volar de manera coordinada y compartir información entre ellos, para luego pasar a tomar decisiones en forma independiente al manejo de los controladores.

En el ITBA crean sus propios drones a partir de impresiones de las estructuras en 3D y luego le agregan la parte electrónica. "Queremos empezar a dotar al dron de más inteligencia, para que pueda medir, tomar decisiones y definir tareas más complejas en base a lo que ve", continuó Mas. De a poco, este tipo de ingeniería robótica completamente autónoma y con mecanismos adaptativos que permiten el comportamiento inteligente de sistemas complejos, como los vehículos de vigilancia remota, va a darle más responsabilidades al dron y menos al operador.

Simuladores de Vuelo

Por su parte, en el CIJ crearon el Proyecto Drones y a partir de la próxima semana se habilitará un simulador de drones, para entrenar a los agentes que luego los usarán. "Imaginamos que los drones nos ayudarán en el seguimiento de personas, algo que podrían hacer muy bien, ya que una vez programados para ese propósito, pasarán inadvertidos", dijo a LA NACION el director del CIJ, Enrique Del Carril.

Además, habrá drones para el mapeo de las redes de Wi-Fi de un edificio, "en algunos casos, como en los de pornografía infantil, tenemos la IP de un sospechoso que usa su computadora personal para intercambiar material ilícito; sin embargo, esa IP corresponde a una computadora que se encuentra en un edificio, y no siempre sabemos cuál es el departamento correspondiente. La idea es lanzar drones que generarán un mapa de las redes de Wi-Fi de un lugar muy poblado para encontrar lo que buscamos", explicó Del Carril.

Con un software generado por el mismo centro de investigación, pueden analizarse las vulnerabilidades de los routers y luego realizar allanamientos virtuales. Pero para intervenir una computadora en remoto, se necesita una orden judicial. Este tipo de operativo le daría un elemento de sorpresa a los investigadores, eliminando la posibilidad de que el sospechoso borre o destruya en pocos segundos el contenido sensible.

En el CIJ no sólo compran drones, sino que también hacen algunos propios, adecuándolos a las necesidades de las fuerzas de seguridad con las que colaboran. También pidieron la licencia de manejo de drones a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), que en 2016 reglamentó el uso de esos sistemas de vehículos aéreos no tripulados. A partir de esa norma, quien pretenda operar un dron deberá contar con la autorización de la ANAC, incluso para sus usos civiles, y tendrá que evitar zonas consideradas de riesgo, como aeropuertos y hospitales.

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like Drones: nuevas aplicaciones para los vehículos de vigilancia remota on Facebook

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Responsive Ads Here