Desarrollo y Defensa - Portal de Seguridad

Breaking

Facebook

test banner

Post Top Ad

Responsive Ads Here

Post Top Ad

Responsive Ads Here

martes, 24 de octubre de 2017

Desarrollo y Defensa

Desarrollo y Defensa

Cinco razones por las que ninguna nación quiere ir a la guerra con los marines de los EE.UU.




Por Dave Majumdar - The National Interest 

(Traducción para Desarrollo y Defensa)

Para los Marines, muchas de esas necesidades se cumplen con las versiones de la serie General Dynamics Light Armored Vehicle (LAV). 

Un batallón de reconocimiento con armadura ligera marina incluye muchas variantes de LAV, incluidos LAV-25 LAV-AT, LAV-L, LAV-M, LAV-R y LAV-C2, que tienen entre sus funciones individuales, que van desde el rol antitanque y antiaéreo hasta el Comando y Control.

El Cuerpo de Marines de los Estados Unidos se enorgullece de ser la fuerza "911" de los Estados Unidos, una "brigada de bomberos" a la que el presidente puede recurrir para luchar en las batallas de la Nación en caso de emergencia. 

Aunque los Marines han sido tratados en gran parte como un segundo ejército terrestre de facto en los últimos doce años, este servicio es un componente integral del Departamento de Marina y es principalmente una fuerza marítima. Por lo tanto, los Marines, como fuerza anfibia especializada, argumentan que necesitan un equipamiento único para llevar a cabo sus misiones únicas. Si bien el servicio tiene muchos tipos de diferentes de armas, aquí hay una selección de sus cinco sistemas clave:

Infanteria de Marina:

Aunque no es un "sistema de armas" en el sentido tradicional de la palabra, el espíritu del guerrero de la Infantería de Marina y el excelente entrenamiento hacen que el servicio sea lo que es. Todos los marines, desde el soldado raso hasta el comandante mismo, están entrenados en primer lugar como soldados de infantería.
Resultado de imagen para Marines
Incluso los aviadores navales de los Marines se someten a nueve meses de entrenamiento de infantería como parte de la Escuela de Oficiales Candidatos y la Escuela Básica antes de irse a la Escuela de Vuelo. La experiencia compartida de luchar junto a los Marines en tierra le da al servicio un nivel de cohesión del que carecen las otras ramas. En última instancia, es la gente del Cuerpo de Marines la que la hace posiblemente la rama más efectiva de las fuerzas armadas.

Dado que Estados Unidos teóricamente pondrá fin a las operaciones de combate en Irak y Afganistán, el servicio se reducirá a una fuerza total de 182,000 Marines en 2017. Pero incluso a ese nivel de dotación reducido, será casi tan grande como todo el ejército británico activo.

Tanque M1A1 Abrams.

Mientras que la Infantería de Marina se enorgullece de ser una fuerza de peso medio estratégicamente móvil, hay momentos en que necesita la fuerza bruta del blindaje pesado. Esa fuerza bruta es proporcionada por el tanque General Dynamics M1A1 Abrams.
Resultado de imagen para M1A1 Abrams + marines
Si bien no es tan avanzado como el M1A2 SEPv2 del Ejército de los EE. UU., el paquete M1A1 "Firepower Enhancement" de los Marines se ajusta a los propósitos de apoyar a la infantería en servicio. El Abrams está armado con un cañón de 120 mm y está protegido con un blindaje de que incorpora una aleación de uranio empobrecido. Con un motor de turbina de gas Honeywell de 1.500 HP puede moverse a más de 45 millas por hora.

Los Marines no son una fuerza pesada y mecanizada estructurada como los equipos de combate de la brigada pesada del Ejército. Toda la fuerza de la Marina tiene solo tres batallones de tanques, y el servicio tiene poco menos de 400 tanques en total, la mayoría de los cuales se almacenan en reservas preposicionadas.

Helicóptero de ataque AH-1Z Viper

El  Bell AH-1Z Viper  es la última versión del helicóptero de ataque Cobra de la era de Vietnam. Aunque aparentemente el AH-1Z se parece a sus predecesores, básicamente es una máquina completamente nueva.
Resultado de imagen para AH-1Z Viper
El AH-1Z está propulsado por un par de turboejes General Electric T700 de 1.800shp que se combinan con un nuevo sistema de rotor compuesto de cuatro palas que proporciona al helicóptero una agilidad excepcional. Lleva un conjunto de sensores avanzados que incluyen un sistema de mira objetivo Lockheed Martin y puede llevar el sistema de radar Longbow. Al igual que el AH-64E Apache del Ejército, puede transportar dieciséis misiles Hellfire, pero también agrega "golpeador" aire-aire con su capacidad para disparar misiles AIM-9 Sidewinder.
Resultado de imagen para Bell UH-1Y Venom + Marines
El AH-1Z también comparte muchas partes comunes con la versión Bell UH-1Y Venom del UH-1 Huey, que proporciona la ayuda logística de los servicios. Sin embargo, los Viper y Venom son plataformas únicas y no se han construido en grandes cantidades como los helicópteros Apache o UH-60 Blackhawk del Ejército. Eso significa que los Marines tienen más dificultades para mantener sus máquinas actualizadas con los últimos avances, y cuesta más.

Cazabombardero Boeing AV-8B Harrier II

El  AV-8B Harrier (Tipo Jump-jet) ofrece a las unidades expedicionarias de los Marines su propio apoyo aéreo orgánico de ala fija. Para los infantes de marina, que no siempre pueden permitirse el acceso fácil a la artillería pesada, los aviones actúan como un importante soporte de fuego móvil.
Resultado de imagen para Boeing AV-8B Harrier II + Marines
Si bien el Harrier no es el mejor avión de combate o ataque, hasta que el Lockheed Martin F-35B Joint Strike Fighter entró en funcionamiento, era el único avión de despegue vertical de corto despegue que puede operar desde buques de asalto anfibio. El avión de ataque subsónico, aunque quizás un compromiso en muchos aspectos, es esencial para el concepto único del tipo de operaciones de los marines.
Resultado de imagen para Boeing F / A-18A / B / C / D
El Harrier será reemplazado por el Joint Strike Fighter en los próximos años. El servicio espera retirar el jet venerable para el 2025, revocando un plan anterior para mantener el AV-8B en servicio más allá de 2030. En cambio, los Marines mantendrán sus aviones Boeing F / A-18A / B / C / D hasta que el F- 35B reemplaza esos jets también.

Vehículo LAV

Como una fuerza de peso medio muy móvil, los marines no quieren ser "cargados" con pesados ​​vehículos blindados. Sin embargo, algunas fuerzas mecanizadas son necesarias. Para los marines, muchas de esas necesidades se cumplen con las versiones de la serie General Dynamics Light Armored Vehicle (LAV). Un batallón de reconocimiento con blindaje ligero anfibio incluye muchas variantes de LAV, incluidos LAV-25 LAV-AT, LAV-L, LAV-M, LAV-R y LAV-C2, que tienen sus funciones individuales, que van desde anti tanque y antiaéreo hasta el Comando y Control.
Los Marines in Light Armored Vehicles (LAV) se alinean en una playa de arena.
Rápido y ágil, el LAV-25 más común está equipado con un cañón automático de 25 mm y un par de ametralladoras de 7,62 mm y se puede mover a velocidades que superan las 63 millas por hora.

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like Cinco razones por las que ninguna nación quiere ir a la guerra con los marines de los EE.UU. on Facebook

El bombardero B-52: ¿Ahora armado con láser?



Por Kris Osborn - The National Interest (Traducción para Desarrollo y Defensa)
A medida que avanza la tecnología, particularmente en el ámbito de los sistemas autónomos, muchos se preguntan si un arma con drones láser pronto tendrá la capacidad de encontrar, adquirir, rastrear y destruir objetivos mediante sensores, objetivos y sistemas de entrega de armas, sin necesidad de intervención humana.

Si bien esa tecnología se está desarrollando rápidamente, si no está ya aquí, el Pentágono opera bajo y estableció una doctrina de sistemas de armas autónoma que requiere un "hombre en el bucle" cuando se trata de decisiones sobre el uso de la fuerza letal, explicó Zacharias.

Los científicos de la Fuerza Aérea están trabajando para armar el B-52 con armas láser defensivas capaces de incinerar atacando ataques de misiles aire-aire o aire-tierra.

Las armas láser ofensivas y defensivas para aviones de combate de la Fuerza Aérea y grandes aviones de carga han estado en desarrollo desde hace varios años. Sin embargo, el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea se ha embarcado recientemente en un esfuerzo especial de cinco años llamado SHIELD, cuyo objetivo es crear suficiente potencia, ópticas y láseres de alta energía a bordo para defender grandes plataformas como un bombardero B-52. "Puedes sacar el objetivo si pones el láser en el arma atacante durante un período de tiempo lo suficientemente largo", dijo el jefe científico de la Fuerza Aérea, Greg Zacharias, al Scout Warrior en una entrevista exclusiva.

Posiblemente utilizando un POD montado en el exterior con suficiente potencia eléctrica transportable, el AFRL ya está trabajando en armas experimentales demostrables capaces de atornillarse a un avión, agregó Zacharias.

Dado que un POD externo agregaría formas al fuselaje que harían que un avión sea vulnerable a los sistemas de radar de defensa aérea del enemigo, no se esperaría que el láser defensivo funcione en una plataforma furtiva, explicó.

Sin embargo, un B-52 fuertemente armado, como un objetivo grande de la década de 1960, tal vez se beneficiaría mejor de la capacidad de defenderse del aire; Tal tecnología sería relevante y potencialmente útil para la Fuerza Aérea, ya que el servicio ahora está inmerso en una serie de mejoras de alta tecnología para el B-52, de modo que pueda continuar sirviendo en las próximas décadas.  

Defender un B-52 podría volverse cada vez más importante en los próximos años si se utiliza algún tipo de B-52 reconfigurado como un arsenal o "transportador de bombas volante" emergente del Pentágono.

Los láseres usan calor intenso y energía lumínica para incinerar objetivos sin causar una gran explosión, y operan a velocidades muy altas, dándoles una capacidad casi instantánea para destruir objetivos en rápido movimiento y defenderse de los ataques enemigos entrantes, explicaron los principales líderes de la Fuerza Aérea. Las armas láser defensivas también podrían usarse para atacar un misil atacante, explicaron los desarrolladores.   "Puede que no quieras destruir el misil entrante, sino arrojar el láser fuera de su curso", dijo Zacharias.
Resultado de imagen para High Energy Laser + B-52
Además, sincronizar las armas láser con la tecnología óptica desde un telescopio podría aumentar la precisión necesaria para rastrear y destruir los ataques enemigos de rápido movimiento, dijo.

Otro método para aumentar la potencia de disparo del láser es unir los cables de fibra óptica para, por ejemplo, convertir un láser de 1 kilovatio en un arma de 10 kilovatios. "Gran parte del problema con los láseres de fibra óptica es la estabilidad y un esfuerzo para hacer que los láseres sean más grandes", explicó.

Dirigirse al láser también podría intentar conectar radares y láser en la misma longitud de onda para sincronizar aún más el arma.

Armas láser para aviones de combate. 

Las armas láser lanzadas desde aviones de combate podrían eventualmente ser diseñadas para una amplia gama de usos potenciales, incluyendo combate aire-aire, apoyo aéreo cercano, contra-UAS (dron), contra-buque, ataque terrestre e incluso defensa de misiles. El bajo costo es otra ventaja clave de las armas láser, ya que pueden evitar la necesidad de misiles de alto costo en muchos escenarios de combate.

Los oficiales del Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea han dicho que planean tener un programa de registro de armas láser de aire en funcionamiento para 2023. En los últimos años se han realizado pruebas en tierra de un arma láser llamada High Energy Laser o HEL en White Sands Missile Range.
Resultado de imagen para High Energy Laser o HEL
La prueba de High Energy Laser está siendo conducida por la Dirección de Energía Dirigida por la Fuerza Aérea de Kirtland AFB, Nuevo Méjico. Las primeras pruebas aerotransportadas están programadas para el 2021, dijeron los funcionarios del servicio.

Los líderes de la Fuerza Aérea han dicho que el servicio planea comenzar a disparar armas láser desde plataformas más grandes como C-17 y C-130 hasta que los esfuerzos de miniaturización tecnológica puedan configurar el arma para disparar desde aviones de combate como un F-15, F-16 o F-35.

Air Combat Command ha encargado la Demostración de Tecnología Avanzada del prototipo de Láser de Alta Energía para autoprotección que se enfocará en desarrollar e integrar un sistema de arma láser de potencia media más compacta en una cápsula compatible para un caza para su defensa propia contra misiles tierra-aire y armas aire-aire. 

El Comando de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea está trabajando con el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea y la Instalación de Apoyo Naval Dahlgren para examinar la colocación de un láser en una cañonera AC-130U para proporcionar una capacidad ofensiva.
Resultado de imagen para láser + AC-130U
Otra ventaja de los láseres es la capacidad de utilizar una batería mucho más extendida para estas armas. En lugar de volar con seis o siete misiles en un avión, un sistema de armas de energía dirigida podría disparar miles de disparos con un solo galón de combustible para aviones, dijeron expertos de la Fuerza Aérea.

En general, los funcionarios de todo el Departamento de Defensa son optimistas sobre las armas de rayos y, más en general, las tecnologías de energía dirigida.

Las armas láser también podrían usarse para defensa de misiles balísticos. El Vicealmirante James Syring, Director de la Agencia de Defensa de Misiles, dijo durante la discusión del presupuesto del año fiscal 2017 que "la maduración de la tecnología láser es fundamental para nosotros".

Y la Marina de los EE. UU. También tiene varios programas de desarrollo en marcha para armar a sus destructores y los cruceros poseerán estos sistemas para ayudar a los buques a defenderse de los drones y misiles.

A medida que avanza la tecnología, particularmente en el ámbito de los sistemas autónomos, muchos se preguntan si un arma con drones láser pronto tendrá la capacidad de encontrar, adquirir, rastrear y destruir objetivos mediante sensores, objetivos y sistemas de entrega de armas, sin necesidad de intervención humana.

Si bien esa tecnología se está desarrollando rápidamente, si no está ya aquí, el Pentágono opera bajo y estableció una doctrina de sistemas de armas autónoma que requiere un "hombre en el bucle" cuando se trata de decisiones sobre el uso de la fuerza letal, explicó Zacharias. "Siempre habrá alguna conexión con operadores humanos en un escalón u otro. Puede ser intermitente, pero siempre será parte de un equipo. Mucho de eso se basa en años y años de sistemas de automatización de trabajo, computadoras de gestión de vuelo, aviones, etc. ", dijo.

Aunque algunos sistemas de misiles, como los misiles Tomahawk y SM-6, tienen tecnologías de sensores y buscadores que les permiten guiarse autónoma o semi autónomamente hacia objetivos, requieren algún tipo de supervisión humana. Además, estos escenarios son muy diferentes que el uso de una gran plataforma en el aire o un robot móvil en tierra para destruir objetivos de forma independiente.

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like El bombardero B-52: ¿Ahora armado con láser? on Facebook

El STRATOM XR-P, la nueva mula de carga autonoma



(Army Guide) - Traducción para Desarrollo y Defensa.
El Marine Corps de los EE. UU. ha demostrado recientemente la nueva plataforma robótica electrónica de Xtreme, o XR-P, con sede en Colorado, que empleó para cargar y descargar de forma autónoma los suministros desde un avión de aterrizaje vertical MV-22 Osprey.
Resultado de imagen para STRATOM XR-P
Stratom ha estado trabajando en el XR-P durante tres años, en respuesta a una propuesta de Small Business Innovation Research para que los sistemas de reabastecimiento funcionen con el MV-22.

El principal beneficio del XR-P es que puede conducirse de forma autónoma dentro y fuera del MV-22 mientras transporta más de 2.400 libras de suministros, lo que reduce en gran medida la mano de obra necesaria para descargar suministros o municiones del avión. El XR-P también puede remolcar hasta 1.800 libras con una carga completa.

Los oficiales de la Infantería de Marina "se sorprendieron de la rapidez con que se podía cargar y descargar dentro y fuera del avión", dijo el gerente general de Stratom, Mark Gordon, a AUVSI. Al reducir el tiempo de la misión de reabastecimiento, el XR-P también aumenta la cantidad de salidas de reabastecimiento y reduce el consumo de combustible de la aeronave, según la compañía.
Resultado de imagen para STRATOM XR-P
El XR-P tiene orugas, lo que le permite una mejor distribución del peso para el transporte de carga, pero también permite que el vehículo atraviese una variedad de terrenos accidentados. También cuenta con varios modos de control, incluyendo teleoperación, navegación, evitación de obstáculos y el "modo Sígueme", donde puede seguir a un Marine individual.

La clave del sistema es la carga y descarga autónoma, dice Gordon. "Esta capacidad nunca se ha demostrado antes", dice. La compañía planea continuar el desarrollo interno del XR-P, que podría usarse para una variedad de propósitos, desde el reabastecimiento hasta el socorro humanitario y la evacuación de heridos.

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like El STRATOM XR-P, la nueva mula de  carga autonoma on Facebook

Desarrollan un equipo para obtener energía eléctrica de las olas



Por Gabriela Samela - Clarin.com
El invento ya está patentado y una empresa de Mar del Plata busca fondeo para producirlo. 
Desarrollan un equipo para obtener energía eléctrica de las olas
Mario Pelissero (centro) y Alejandro Haim (izquierda) en la prueba del equipo en el canal del Instituto Nacional del Agua.

El dispositivo electromecánico capaz de transformar la energía undimotriz (que producen las ondas marinas) en energía eléctrica, diseñado y patentado por la UTN de Buenos Aires, entró en la etapa final de su desarrollo. El equipo de investigación de la facultad firmó un convenio de cooperación con la empresa marplatense de equipamientos QM para la construcción del primer equipo a escala real que será probado en la Costa Atlántica.

El proyecto del llamado Grupo Unidmotriz de la UTN comenzó en 2009 cuando Alejandro Haim, ingeniero mecánico, magíster en Energía Renovables y actual co-director de la investigación, propuso la idea a Mario Pelissero, titular de la cátedra Química Aplicada, quien se convirtió en el director del proyecto. "Siempre estuve vinculado al mar: trabajaba de guardavidas y practicaba surf en verano, y estudiaba ingeniería el resto del año", cuenta Haim. Así, surgió la idea de aprovechar la energía de las olas, una fuente renovable y limpia, para generar electricidad.

"Estudiamos los equipos que ya existían en el mundo para no inventar algo ya inventado, e hicimos nuestro propio desarrollo, que patentamos en 2011", cuenta Haim.
A diferencia de los dispositivos utilizados en Brasil o Dinamarca, que utilizan fluidos hidráulicos, el invento de los ingenieros de la UTN es únicamente mecánico: se trata de una boya que, al moverse con las olas, hace subir y bajar un mecanismo que va al generador.

"La ventaja es que se puede fabricar 100% en la Argentina y, al no utilizar fluidos, evitamos posibles fugas de aceites que pueden contaminar el mar", asegura el ingeniero.

Pelissaro y Haim presentaron el proyecto de investigación a la UTN, que financió la construcción del equipo a distintas escalas, las presentaciones en congresos y eventos, y las becas para estudiantes que se integraron al equipo para desarrollar tesis de grado y posgrado sobre el tema.

Una de las becarias trabajaba en QM y le presentó la idea a su empresa. "Se reunieron con nosotros. Este año formalizamos el convenio de cooperación por el cual nosotros ponemos a disposición de la empresa la patente y los recursos humanos de investigación para materializar en conjunto el equipo y ponerlo en el mar", cuenta Haim.

Hasta el momento, el Grupo Unidmotriz había construido dos modelos, uno 20 veces más chico que el real, y el segundo en escala 1:10. Este último se probó en el canal de olas del Instituto Nacional del Agua en Ezeiza. "La boya real pesa más de 10 toneladas, por eso trabajamos a escala, para ir perfeccionando la tecnología", explica Haim. "Ahora estamos en la etapa de diseño de la escala real que iría al mar", agrega.

Para la construcción del prototipo en tamaño real, los investigadores y la empresa presentarán la idea al Fondo Tecnológico Argentino (FONTAR) de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica (ANPCyT), que financia proyectos para el mejoramiento de la productividad del sector privado a través de la innovación tecnológica.

Haim calcula que, de salir el financiamiento, el prototipo experimental "puede estar listo en un año. Después, la idea es que se transforme en un producto comercial", dice.

Las olas y el viento

La energía undimotriz es la que poseen las ondas marinas que se generan a través de las grandes olas que nacen en los océanos y que generan una elevada cantidad de energía "muy superior a la eólica y la sola", aclara Haim.

Esa energía se puede aprovechar instalando "parques" de dispositivos que, con boyas, transmiten la energía generada por el movimiento de las olas a un generador. Transformada en energía eléctrica, se transporta mediante cables submarinos a la costa.

Según un cálculo teórico, "100 equipos instalados equivalen a una potencia de 6 megawatts, equivalente a la energía eléctrica de 5.000 hogares", dice Haim. Y calcula una inversión "de uno a dos millones de dólares por cada mw instalado".

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like Desarrollan un equipo para obtener energía eléctrica de las olas on Facebook

Macri comienza desde hoy a aplicar su plan "desarrollista"



Festejo porteño. Elisa Carrió y Horacio Rodríguez Larreta fueron de los primeros en festejar el categórico triunfo de Cambiemos en la Ciudad de Buenos Aires, donde obtuvo más del 50% de los votos.Por Carlos Burgueño - Ambito.com
Reforma impositiva, laboral, tarifas, comercio exterior, lebac e inflación en la agenda. Comenzará rápido el contacto con los legisladores opositores "serios" para que haya aprobación de leyes en el próximo Congreso. Se evitará al kirchnerismo. Continuará el sello distintivo: el gradualismo.

Foto: Festejo porteño. Elisa Carrió y Horacio Rodríguez Larreta fueron de los primeros en festejar el categórico triunfo de Cambiemos en la Ciudad de Buenos Aires, donde obtuvo más del 50% de los votos.

Mauricio Macri comenzará hoy a aplicar su verdadero plan económico. El que finalmente será plebiscitado dentro de dos años, en octubre de 2019. O al menos el Presidente lo intentará. Se considera en el oficialismo que, hasta aquí, el macrismo sólo pudo enderezar la nave, evitar una crisis terminal similar a la de 1989 y retomar el crecimiento. Y se reconoce que para lograr esto hubo un desfasaje de tiempo de no menos de seis meses, ya que la salida de la recesión debería haber comenzado en julio pasado en lugar del primer trimestre de este año. En definitiva, lo que se afirma, es que el 2018 será el despegue, en serio de la economía y de la aplicación total del plan económico del macrismo. Siempre sin dejar de lado el sello distintivo del gobierno: el gradualismo. 

Según los integrantes del gabinete económico que forman parte de su equipo, y que deberán comenzar a aplicar y defender el plan en los próximos 24 meses, habrá dos misiones de definición. La primera será la de convencer a los ciudadanos para que se abandone cualquier relación con el "liberalismo", "neoliberalismo" o similar. La segunda misión es que comience a relacionar a la propuesta macrista con una especie de desarrollismo emparentado y aggiornado con lo que entre 1958 y 1962 intentó llevar adelante Arturo Frondizi. Un "desarrollismo del siglo XXI" según los anhelos descriptivos de Macri y su equipo. 

Como le ocurrió a varios presidentes de la democracia (Néstor Kirchner fue el caso más claro), durante los primeros dos años de gestión; el jefe de Estado se dedicó a apagar los incendios más fuertes: salir del cepo, cerrar el juicio a los fondos buitre, abrir una economía bloqueada al mundo). Luego a tomar contacto con las realidad de la gestión diaria y a "aprender" como manejar los resortes de los mercados y, en lo que pudo (y lo dejaron sus propios errores de gestión como en el caso de las tarifas) avanzar en sus propias ideas y las de su equipo. Desde hoy, y con un importante respaldo en las urnas, Mauricio Macri contará con el respaldo político suficiente como para sentir que ahora la sociedad le dio un guiño para que avance en sus propias ideas para cambiar la realidad y plasmar lo que es su propio proyecto económico. Sin embargo, y a diferencia de alguno de sus antecesores (Carlos Menem y, otra vez, Néstor Kirchner), el macrismo tendrá un escollo importante: no contará con mayoría parlamentaria con lo que deberá, obligatoriamente, negociar con otras fuerzas políticas. Afines, y no tanto. 

La hipótesis del Gobierno es que se podrá negociar mejor con algunos de los legisladores actuales más otros que se sumarán al nuevo Congreso considerados "serios", siempre descartando al kirchnerismo en la intención. Suponen desde el oficialismo, que con diputados como Marcos Lavagna, Martín Lousteau, Jorge Sarghini, José Ignacio de Mendiguren y Diego Bossio, entre otros, se podrá comenzar un dialogo que termine en algún acuerdo programático. Y en manos levantadas en el momento de avanzar en las leyes consideradas clave. Se sabe que enfrente estarán Fernanda Vallejos y Axel Kicillof, entre otros, bombardeando cualquier tipo de negociación que pueda avanzar, y calificando un eventual acuerdo político como una especie de contubernio ajustador imposible de votar y digno de denunciar. En el medio estará la segura interna justicialista entre kirchneristas y "el resto" de la que el oficialismo querrá tomar ventaja legislativa. 

El listado de los desafíos económicos en los que Macri comenzará a avanzar desde hoy, y sobre los que se recordará su plan económico, no tendrá mayores sorpresas sobre lo que ya se conoce. 

Reforma impositiva. El proyecto final ya está redactado y se conocerá en noviembre. Ese mes ingresará al Congreso, comenzará su presentación oficial ante los sectores sociales interesados (cámaras empresarias, colegios de profesionales de ciencias económicas, tributaristas y sindicatos), para luego programar su debate y tratamiento legislativo en el primer semestre de 2018. EL gobierno tiene dos problemas serios con este tema considerado fundamental para poder crecer, en un país donde la presión impositiva se ubica entre un 45 y un 55% (dependiendo del sector que se analice), prácticamente sin presencia del sector público que responda a semejante absorción de fondos de los privados. El primer problema es el déficit fiscal mayor al 3% del PBI. El segundo el intento de la oposición de aplicar una especie de "Frankenstein" de reducción de ingresos en los impuestos que más se recaudan (IVA). La idea oficial es reducir dos tributos: el impuesto al cheque e ingresos brutos; además de una desburocratización general de la gestión fiscal. Pero subiendo otros ingresos. El debate que se vendrá es si se aplicará o no un impuesto a la renta financiera. 

Reforma laboral. En parte ya está en marcha e ingresó, tal como adelantó este diario, en su etapa de "marketing". Se sabe que se avanzará de manera sectorial comenzando por las empresas de la "Nueva Economía" y las "Tecnológicas" y que se buscará que otros rubros como el sistema financiero, el comercio y algunos rubros industriales como las automotrices ingresen en el proceso. No habrá reforma a la brasileña (liberación paulatina en las afiliaciones sindicales) pero si se buscará aplicar criterios de movilización y flexibilización en las condiciones de relación laboral entre la empresa y el empleado. contratos laborales para los jóvenes que se incorporen al mercado (subiendo de 3 a 6 los meses de pasantías), algún tipo de plan para ir reduciendo los subsidios laborales a medida que los beneficiarios de los planes vayan ingresando con eventuales mejoras en el nivel de presión de los aportes y cambios radicales en las leyes de despidos y de las ART. La idea es mejorar el "costo argentino" en el mercado laboral y "desmitificar" la idea que una flexibilización laboral sólo sirve para bombardear los derechos de los trabajadores.

Blanqueo laboral. Se discute hoy entre un "jubileo" pedido por la CGT y un simple "Plan de Pagos". Es un paso previo y complementario a la reforma laboral que impulsará el oficialismo luego del 22 de octubre. Entre el "ala política" y los responsables del manejo de la economía hay tensión sobre su alcance. Hay coincidencia plena en todas las áreas involucradas en que debe haber un blanqueo laboral amplio y generoso. El problema comienza cuando se evalúa el alcance de esa generosidad.

Para el "ala política" debe haber un "borrón y cuenta nueva" para todos los trabajadores que en los últimos años (incluso décadas) no tuvieron sus aportes al día o que directamente no registran ingresos tributarios por los privados en sus cuentas previsionales. Siguiendo la línea de lo que se propuso en la CGT, sería el blanqueo más beneficioso en la historia reciente. Incluso hay quien piensa en una especie de "jubileo". Otros funcionarios tienen sus reparos con semejante beneficio, y piensan en alguna multa, aunque sea mínima y simbólica, junto con un plan de pagos sin mayores presiones y extendido en el tiempo. 

Reforma del Comercio Exterior. El oficialismo quiere avanzar en el desmantelamiento paulatino de las retenciones a las exportaciones, una promesa electoral que cuesta implementar por la poca reacción de la recaudación. A cambio busca el macrismo ir reduciendo los niveles de subsidios a la producción industrial interna y mejorar la competitividad de la compra de bienes de producción y de tecnología. También se quiere avanzar en acuerdos de libre comercio con la Unión Europea (para Mauricio Macri es prioritario) y con los países del Pacífico. Nada de estos planes podría siquiera plantearse sin un acuerdo político que permita discutir con seriedad la estructura productiva del país para los próximos años. 

Subsidios a los servicios públicos. El Gobierno quiere dar por cerrado en 2018 el problema heredado de los retrasos en las actualizaciones de las tarifas y la falta de inversión en los servicios públicos nacionales. El problema para el oficialismo, es doble. Por un lado se asegura que el gasto en subsidiar tarifas públicas de electricidad, gas, agua, transporte y combustibles, pese a las mejoras aplicadas en los primeros dos años, sólo cubrieron el 30% del gasto público generado por el ítem subsidios; y que sólo se podrá avanzar en una definición terminal con un acuerdo político que se suscriba en el Congreso. El otro problema que comprendió el macrismo al llegar al poder es que sólo con un horizonte tarifario serio y a largo plazo habrá inversiones privadas en estos capítulos. Cualquier aporte de capitales depende de la capacidad de las empresas prestadoras de estos servicios de tomar dinero en los mercado de capitales locales o extranjeros, y ninguna de las compañías puede plantear hoy esta aventura financiera sin tener un escenario tarifario definido (hacia arriba obviamente) para no menos de 5 años hacia delante.

Lebacs al 20%. El Gobierno nacional tiene un sueño: que para comienzos de 2018 se esté hablando de una tasa de Lebac de 20%, en sintonía con una inflación esperada para todo el año de no más de 15%. Y si esto ocurre, que ya se pueda hablar de una economía en crecimiento con la ayuda del sistema financiero, hoy dos ítems divorciados. Y que, definitivamente, no se hable de la existencia real de la bicicleta financiera bautizada como "carry trade". La esperanza oficial es que antes de junio la perforación del 20% se convierta en una realidad. 

Inflación. El gobierno sabe que deberá esperar hasta abril para que el IPC que mide el INDEC mida un alza de los precios de un dígito. El alza de los servicios públicos y los combustibles impedirá que la situación sea diferente. Pero se confía que desde el segundo trimestre del 2018 la variable comience a estar dominada y que para el 2019, año de la potencial reelección de Mauricio Macri, la inflación sea de menos de 10% anual. 

Calificación. Se espera para el primer trimestre de 2018 que, finalmente, la calificación del mercado argentino pase de "frontera" a "emergente". Luego estaría en condiciones de recibir otro tipo de inversiones financieras, incluyendo fondos internacionales serios que hoy tienen vedado apostar en el país.

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like Macri comienza desde hoy a aplicar su plan "desarrollista" on Facebook

Fernanda Russo, una adolescente de elite



Por Luciana Aranguiz - Clarin.com
La vida de la mejor tiradora argentina, que acaba de cumplir 18 años y ya logró una medalla panamericana y fue olímpica
Fernanda Russo, una adolescente de elite
Fernanda Russo fue olímpica en Río 2016. Foto: Maxi Failla

Fernanda Russo es una tiradora con experiencia internacional, que ganó una medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 y tuvo su debut olímpico en Río de Janeiro 2016. Está probado, entonces, que puede pasar mucho tiempo casi inmóvil parada en la línea de tiro con su carabina a cuestas. Pero también es una adolescente inquieta de 18 años, que está todo el tiempo en movimiento, aprendió sola a tocar el ukelele y disfruta la vida al aire libre. Dentro de su cuerpo conviven en perfecta armonía esas dos versiones de sí misma, parecidas en muchísimos sentidos, pero al mismo tiempo muy diferentes, que la llevaron a transformarse en poco tiempo en una de los representantes más importantes del tiro deportivo argentino.

Tenía 15 años cuando se colgó la plata en Toronto y apenas 16 cuando terminó 20ª en la cita olímpica del año pasado, donde fue la más joven de la delegación argentina. Esa inquietud propia de su edad la hizo animarse a encarar desafíos cada vez más grandes. Y esa tranquilidad mental con la que afronta cada competencia le permitió ir cosechando buenos resultados y no dejarse apabullar por el torbellino de experiencias y sensaciones que atravesó en los últimos tres años, desde su participación en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Nanjing 2014, donde ganó la plata en la prueba por equipos de 10 metros rifle de aire, junto al mexicano José Valdés Martínez. Y no paró más.

"Esos Juegos fueron como mi cuna. A partir de ahí todo pasó muy rápido. Después de Nanjing vino la Copa de las Américas para buscar la clasificación a los Panamericanos de 2015. Conseguí la plaza, fui a Toronto y de la nada me encontré en Río. Estos tres años fueron una locura. No tuve tiempo ni de ponerme a pensar en lo que me estaba pasando. Las obligaciones estaban enfrente y yo las quería afrontar. Me decían 'Hay que ir a Toronto' y mi posición era 'Bueno, vamos'. Creo que un poco por la inconsciencia y la inocencia y otro poco por las ganas de competir y de dar lo mejor de mí", recuerda en charla con Clarín.
Fernanda Russo, una adolescente de elite
Aunque aunque nació en Córdoba por una cuestión fortuita, ella es "más riojana que La Chaya, un festival que se hace acá", como cuenta con un acento que no la deja mentir.Y reconoce: "Río me hizo madurar mucho como deportista y como persona. Recién me cayó la ficha de lo que iba a ser esos Juegos Olímpicos en el evento test previo y ahí le dije a mi entrenador que tenía miedo, porque me sentía responsable de lo que iba a hacer. No quería sólo ir a hacer experiencia; quería ir a competir. Pero ahora miro para atrás y veo lo importante que fue. Todo lo que viví desde Nanjing me cambió la vida".

Fernanda comenzó a practicar tiro cuando tenía apenas 10 años. "En mi casa siempre me inculcaron que tenía que hacer algún deporte. Probé con natación y con karate. Hasta que un día mi papá me llevó al Tiro Federal de La Rioja y me enganché. Fue un viaje de ida", afirma. Y dice que eligió el rifle porque era el arma de su entrenador, Ricardo Brígido, con quien todavía sigue trabajando.

"Haber empezado de tan chica me ayudó, porque afuera de la línea de tiro soy un cohete, no me quedo quieta un segundo, pero a la hora de competir tengo que manejarlo porque éste es un deporte de precisión. Cuando arranqué era todavía una niña y no había entrado ni en la preadolescencia. La vorágine vino después y la aprendí a administrar. Me acostumbré desde el principio a cómo tenía que ser durante la competencia", reflexiona esta fanática de River.

-¿Trabajás ese aspecto con algún psicólogo deportivo?

-Este año empecé a trabajar con Marcelo Roffé. Después de Río hicimos un balance y decidimos que había que incorporar un psicólogo. Él es un excelente profesional y los cambios se notan. Gané mucha seguridad y tengo otra forma de encarar la competencia.

-¿Te ayuda también para manejar el tema de la presión y las expectativas a veces desmedidas que llegan desde afuera?

Sí. Es muy difícil abstenerse de los comentarios de la gente. No me gusta generalizar, pero muchos hablan sin saber lo que se siente estar adentro. Se ve mucho en el deporte y en Argentina sobre todo. Acá somos recontra exitistas. Uno no puede juzgar si no está en los zapatos de la persona que está compitiendo. Es difícil superarse y mejorar. Entonces hay que tratar de hacer oídos sordos a eso y enfocarse en lo que uno sabe hacer. Al final, la que tira soy yo. El entrenamiento mental va aplicado a ese punto particularmente.

-Viviste los momentos más importantes de tu carrera en plena adolescencia. ¿Te costó sacrificar algunas experiencias propias de esa época de la vida por el deporte?

-Sé que hubo sacrificios, pero no los sentí de esa manera porque yo hice todo por convicción. No me molestaba por ejemplo no salir un sábado porque tenía que ir a entrenarme el domingo. Era natural. Los viajes al principio me costaban mucho, pero ahora no tanto. Soy re familiera y estoy todo el tiempo con mis amigas; entonces se siente la ausencia. Pero sé que estoy afuera con un propósito y trato de poner toda la atención en eso y olvidarme que estoy lejos de casa.

En su día a día se mezclan las actividades del último año de la secundaria en el Instituto Superior Albert Einstein de La Rioja, las salidas con amigas y las clases de inglés con los entrenamientos. Al trabajo técnico, típico de su deporte, le suma el que hace con el psicólogo y el físico. "Es importante por el peso del equipo y la carabina (La de ella pesa 4,5 kilos y ya es como una extensión de su brazo) y porque es fundamental estar lo más quieta y firme posible durante la competencia", explica.

En plena pretemporada, hoy está enfocada en terminar la secundaria y planificar su primer año como estudiante universitaria. "Me voy a vivir a Buenos Aires para estudiar bioingeniería. Yo soy recontra nerd y me encantan la matemática, la química, la física y la biología. Un bioingeniero puede hacer desde un órgano artificial hasta vacunas o remedios y experimentos genéticos, dependiendo de la rama. Es la parte de la tecnología que se dedica a las ciencias de la vida. Y me encanta porque es una combinación de las dos cosas que más me gustan", cuenta fascinada.

¿Podrá llevar de la mano la carrera universitaria con la deportiva? "No va a ser fácil, pero si Belén Pérez Maurice, por ejemplo, se recibió (de ingeniera en alimentos), ¿por qué yo no?", se plantea quien comparte los mismos sueños que todos los deportistas. "Quiero ser campeona olímpica y mundial y liderar el ranking por el mayor tiempo posible", enumera. Y luego agrega: "Cuando me retire sería muy lindo poder dar clases, transmitir lo que aprendí. Vivir el tiro desde otro ámbito y dejarle algo a este deporte, que es mi vida".
Fernanda Russo, una adolescente de elite
Fernanda Russo fue plata en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015.

Después del sueño de Río 2016, Fernanda encaró la temporada 2017 con muchas ganas y consiguió un par de resultados destacados. En junio terminó sexta entre 131 competidoras en la prueba 10 metros rifle de aire del Mundial Junior de Rifle y Pistola de Suhl, Alemania. Y en septiembre, en el mismo escenario donde el año pasado tuvo su debut olímpico, se colgó la medalla de oro en el Campeonato Sudamericano.

"Conseguir esa medalla fue relindo. Mi objetivo más grande era sacarme el gusto de tirar bien en la peana de los Juegos. Lo había hecho bien el año pasado, pero tenía una pica interna que me quería sacar. El puntaje que conseguí no fue mejor, pero yo me di el gusto de intentarlo de nuevo y de estar allí otra vez. Y eso me movió un montón de cosas adentro", cuenta.

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like Fernanda Russo, una adolescente de elite on Facebook

Una votación a pedir de Macri



Por Eduardo van der Kooy - Clarin.com
La elección legislativa de ayer dejó dos registros históricos. Mauricio Macri alcanzó la marca de Raúl Alfonsín de 1985. No sólo ganó el primer examen de medio término siendo el jefe de un gobierno de signo no peronista. Lo hizo además apoderándose del pentágono político argentino. Los cinco distritos principales: la Ciudad, Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Mendoza.
Una votación a pedir de Macri
Al mismo tiempo, en la geografía bonaerense se produjo la otra novedad: el peronismo acumuló su tercera derrota consecutiva. A saber 2013 (a manos de Sergio Massa), 2015 (con María Eugenia Vidal) y 2017 (con Esteban Bullrich).

En ese repaso de la historia podrían extraerse tres conclusiones. Macri revalida su legitimidad y consolida su poder; Cambiemos se extiende como indiscutida fuerza federal (ganó en 14 provincias); el peronismo-kirchnerismo se asoma a un incierto y quizás traumático proceso de recomposición con el peso objetivo, pese a la dura derrota, que conserva Cristina Fernández.

Como había sucedido en las PASO, el 13 de agosto pasado, influyó de nuevo de manera decisiva el fenómeno de la polarización.

Se pueden escoger tres ejemplos elocuentes. Sergio Massa y Margarita Stolbizer volvieron a fracasar en su intento por pavimentar en Buenos Aires una "avenida del medio". El diputado de 1País vio menguar otra vez su caudal. Se distribuyó entre Cambiemos y Unidad Ciudadana.

En Santa Fe ocurrió algo parecido. El Frente Justicialista, con el ultra cristinista Agustín Rossi, se había impuesto en las PASO por pocas décimas. Con el aporte valioso de la pejotista Alejandra Rodenas. Ayer cayó por más de 12 puntos a manos de Cambiemos, que empinó a Albor "Nicky" Cantard, un académico casi desconocido para el gran público. Infinidad de votos peronistas huyeron de Rossi.

La última referencia corresponde a San Luis. Los hermanos Rodríguez Saá (Adolfo y Alberto) habían perdido en agosto por una diferencia de 19 puntos. Ayer ganaron por una diferencia de 9. ¿Cómo se produjo un vuelco semejante en tres meses?. Simple: amén de aceitar su poderosa máquina estatal, el binomio Rodríguez Saá rehizo la estrategia. De haber sido sorpresivos aliados de Cristina en las PASO saltó a una actitud crítica. Con ese giro consumaron el milagro.

Ayer pareció quedar en evidencia de nuevo cuánto esfuerzo y sufrimiento le insume a la Argentina abandonar los procesos hegemónicos. Superar el menemismo implicó un fatal tránsito por la Alianza de Fernando de la Rúa que derivó en la gran crisis del 2001. En 2003 se inició una etapa nueva con Néstor Kirchner que, a partir de 2007, de la mano de Cristina, desembocó en otro hegemonismo. Macri necesitó dos años para arrinconar a los K. Y la batalla no parece haber terminado.

La gran novedad política, sin dudas, resulta Cambiemos. Una coalición que ha demostrado una notable eficacia como herramienta electoral. En mucha mayor medida que como motor de gestión. Ha logrado penetrar en poco tiempo --algo más de dos años-- en lugares impensados. Inaccesibles para nadie que no fuera peronista. El Conurbano, oteando los números de ayer, sería un caso. Descontó hasta más de 3 puntos en La Matanza respecto de las PASO. Y se apropió de varias zonas. Entre ellas San Fernando y Tigre.

Pero el paisaje resulta más llamativo en el norte y el sur del mapa. Dio un golpazo en Salta contra el peronista Juan Manuel Urtubey. El ex ministro de Defensa, Julio Martínez, venció a Carlos Menem en La Rioja. Chaco, con Domingo Peppo y Jorge Capitanich, también sucumbió ante Cambiemos. En Chubut, epicentro de la tragedia de Santiago Maldonado, Cambiemos volcó el resultado de las PASO pero perdió por casi nada ante el Frente para la Victoria. En Santa Cruz, el kirchnerismo quedó a 12 puntos del radical Eduardo Costa, integrante de la coalición oficialista nacional.

Esa eficacia expuesta de Cambiemos se contrapone con la falta de competitividad de los candidatos peronistas. Pocos de aquellos con posibilidades futuras salvaron la ropa. Juan Schiaretti había resignado Córdoba en las PASO. La derrota muy amplia se repitió ayer. Fue señalada la novedad en Salta. También perdió Gustavo Bordet en Entre Ríos. Quedaría el sanjuanino Sergio Uñac. El veterano Carlos Verna, que se repuso de la caída en agosto. Y, tal vez, Juan Manzur en Tucumán. Referencias en apariencia débiles para calzarse sobre sus hombros la responsabilidad de rehacer al peronismo.

Macri no habría podido pedir mucho más, a priori, del desenlace de las legislativas. Fortaleció su conducción, dejó a Cambiemos como la primera fuerza política nacional y colocó al peronismo en un estamento complicado para el tiempo que viene. En especial, si se piensa que a partir de hoy se inicia el tránsito para las presidenciales del 2019.

El Presidente ha despejado otro enigma. No será sólo el primer mandatario no peronista en 90 años –el último fue Hipólito Yrigoyen-- que completará su mandato. Tiene abierta, con motivos, la chance de la reelección.

La fortaleza presidencial posee pilares que la elección mostró intactos. María Eugenia Vidal volvió a ser determinante en Buenos Aires. Cada vez contrasta más su estilo franco con el sectarismo y hostilidad de Cristina. En la gobernadora se explica buena parte de los 4 puntos de diferencia que Bullrich le arrancó a la ex presidenta.

Elisa Carrió también fue crucial con la arrasadora elección en la Ciudad. Que no trastabilló pese a sus infortunadas palabras sobre la tragedia de Maldonado. Que encontró además un soporte en Horacio Rodríguez Larreta, el jefe porteño. A ellos habrá que añadir un funcionario que Vidal se encargó de ensalzar: Marcos Peña, el jefe de Gabinete. Ese núcleo constituye el corazón puro del macrismo.

El interrogante, como siempre y con cualquier poder, es adivinar el destino que Macri será capaz de dar al capital conseguido. Los antecedentes no ayudan para ser optimistas. Después del 85, Alfonsín imaginó el Tercer Movimiento Histórico (discurso en Parque Norte en diciembre de ese año) que nubló los verdaderos objetivos. Menem pergeñó de inmediato la reforma constitucional que le permitió permanecer una década en el poder. Kirchner se deshizo de Roberto Lavagna (en el mejor momento de plan), rompió su alianza con Eduardo Duhalde y bocetó un prolongado esquema de sucesión alternada con Cristina, que se interrumpió por su muerte repentina.

Cambiemos pasará a ser de un gobierno de hiperminorías a otro de simple minorías. Es mucho más de lo que la enunciación induce. Estará a tiro del quórum en Diputados. Engordará su bloque de senadores que podría dejar en minoría al cristinismo. Hay que esperar un realineamiento en esa Cámara donde el PJ dispone de un hombre clave: Miguel Angel Pichetto.

El Gobierno deberá aguardar aquellos movimientos en la oposición. Pero tiene cierta urgencia en retomar la agenda de gestión que el año de la campaña electoral dejó morosa. Dispondría hasta mediados del 2018 para ejecutar los planes. Después asomará en el horizonte el recambio presidencial de 2019 con un peronismo que tiene que redefinir sus liderazgos. Motivo suficiente, con seguridad, para que cualquier transacción se trabe.

Cristina, en su mensaje de aceptación de la derrota, anticipó que ese derrotero no será sencillo. Convocó a los suyos a realizar una oposición dura. No es el ánimo que impera entre los gobernadores del PJ obligados a arrimarse al Gobierno. En primer término, por la discusión que se avecina: el pacto fiscal y la reforma tributaria. Asoma dentro del espacio peronista-kirchnerista un conflicto potencial.

Macri estaría dispuesto a apretar el acelerador. Aunque sin abandonar el gradualismo. Un equilibrio difícil. El Presidente fue enfático en la necesidad de buscar consensos. También en la disposición de dejar atrás la confrontación que en la campaña tuvo repetidos reflejos de desborde. Amenazas de bomba, violencia callejera, palabras imprudentes. Habrá que ver como esa voluntad manifiesta se lleva a la práctica.

Macri insistió el hablar en Costa Salguero que no cejará en la lucha contra el narcotráfico, las mafias y la corrupción. Una lectura de los resultados de ayer habría que buscarlo en esos tópicos antes que en la economía. Derrochó convicción y optimismo sobre la tarima. Como cada uno de los dirigentes que pasó por allí.

Bastante por encima de las previsiones anunciadas que auguraban mayor moderación y austeridad. A tono con los días de conmoción y congoja que atraviesa la Argentina.

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like Una votación a pedir de Macri on Facebook

Inflación y déficit fiscal, los desafíos inmediatos



Inflación y déficit fiscal, los desafíos inmediatosPor Luis Cortina - LA NACION
El Gobierno enfrenta la necesidad de dominar esas variables; optimismo en los mercados.

La contundente victoria electoral del Gobierno no cambia prácticamente en nada el escenario económico. Aunque sí le da más fortaleza para enfrentar los desafíos inmediatos y de mediano plazo. En esa lista, inflación y déficit fiscal (y la contracara de éste, el creciente endeudamiento externo) aparecen como las dos variables a vigilar más de cerca, especialmente si Mauricio Macri está pensando en la continuidad de Cambiemos en el poder más allá de 2019.

Al conocerse el dato de inflación de septiembre (1,9%), conocido el jueves 12, varios analistas acariciaron el botón de la alarma. "Más allá de la influencia de los fenómenos estacionales, en septiembre el hecho relevante y preocupante es que la inflación núcleo, si bien está cayendo, lo hace a un ritmo bastante menor que el proyectado por las autoridades monetarias para cumplir con la meta inflacionaria de este año", advirtió en un informe Gustavo Reyes, economista del Ieral.

Según su análisis, "la inflación es un problema de exceso de pesos en la economía y, por lo tanto, la emisión monetaria es siempre un factor crucial". Tal variable, asegura Reyes, "en el último año se ha mantenido en niveles muy elevados, cercanos al 28% anual".

De allí que resulta crucial, al mismo tiempo, achicar la brecha fiscal, que el ministro Nicolás Dujovne espera reducir al 4,2% del PBI este año y al 3,2% el próximo.

Amílcar Collante, del Cesur, resalta que el déficit fiscal sigue siendo elevado y advierte: "La dominancia fiscal seguirá estando presente". "Los agregados monetarios crecen aceleradamente -por encima del 30% interanual- y el instrumento elegido por el BCRA está sobreexigido. La tasa de interés sola no puede", acota.

La pelea contra la inflación tiene tropiezos por delante: antes de fin de año volverán a aumentar las tarifas de servicios (seguro, energía eléctrica, gas y agua, y para los primeros meses del año próximo quedaría el transporte público). Más pronto, hoy mismo, aumentarán los combustibles. Según Collante (y en eso coinciden varios analistas), con esos aumentos hay cerca de 4 puntos de inflación que pasarán a la cuenta de 2018 sobre la base de esos ajustes.

Si la inflación se instala en un piso del 1,5% mensual, muchos de los miles de tomadores de crédito hipotecario que están disfrutando del hecho de haber podido acceder a la vivienda seguramente se preocuparán ante la persistente indexación de las cuotas. Y el tercio de la población que está bajo la línea de pobreza, obviamente, estará un poco peor.

Para mirar en lo inmediato, anoche pocos dudaban: hoy los mercados terminarán de dar su veredicto con la confirmación del triunfo del Gobierno. "Pero será un vuelo corto, de un par de días, hasta que empiecen las negociaciones en serio en el Congreso y con los gobernadores", señaló un experimentado operador y analista financiero. "Los mercados van abrir en positivo ante la mirada aliviada de los fondos de inversión internacionales, que esperaban la confirmación del rumbo y la afirmación política del Presidente", completó.

"El Gobierno contará con el capital político para que la gobernabilidad deje de ser un problema", planteó la consultora Abeceb en un informe. Y estimó que "es probable que en 2018 se resignifique el gradualismo, dándole velocidad a varias reformas estructurales orientadas a impulsar la competitividad de la economía argentina". Destacó en ese orden la reforma fiscal, la mejora de la infraestructura, la reforma del mercado de capitales y una reducción de costos laborales no salariales.

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like Inflación y déficit fiscal, los desafíos inmediatos on Facebook

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Responsive Ads Here