Desarrollo y Defensa - Portal de Seguridad

Breaking

Facebook

test banner

Post Top Ad

Responsive Ads Here

Post Top Ad

Responsive Ads Here

lunes, 14 de agosto de 2017

Desarrollo y Defensa

Desarrollo y Defensa

Avanza la creación de un nuevo parque nacional en Traslasierra



Resultado de imagen para estancia cordobesa Pinas(Telam) - La estancia cordobesa Pinas, que junto a la Ruta de los Túneles y el parque Chancani es uno de los atractivos turísticos salientes de Traslasierra, será un parque nacional el año próximo, luego de convertir en ley el proyecto, expropiar el predio y traspasarlo a la Nación.

Aves Argentinas presentó la propuesta de transformar en parque nacional la estancia cordobes Pinas, que esperan se convierta en ley durante este mes, dijo a Télam la directora del Proyecto Parques de esa entidad, Malena Srur.

"Hay posibilidades de que todas las normas legislativas sean sancionadas antes de fin de año", sostuvo Srur, y estimó que la estancia Pinas "funcionará como parque nacional a comienzos del año próximo".
Resultado de imagen para estancia cordobesa Pinas
El proyecto consiste en convertir las 105.000 hectáreas de la estancia Pinas en un parque nacional, con el objetivo de proteger tanto su biodiversidad como su patrimonio histórico, ya que estiman que posee vestigios de la cultura comechingones y, además, fue propiedad del político y periodista Lisandro de la Torre.

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like Avanza la creación de un nuevo parque nacional en Traslasierra on Facebook

La historia juega a los dados con nuestro destino



Jorge Fernández DíazPor Jorge Fernández Díaz - La Nación
Mi padre era un caballero asturiano que pecaba por su excesiva corrección: expurgaba cuidadosamente del lenguaje las malas palabras y el doble sentido, y sólo podía ser agresivo en extrema defensa propia.

Una tarde, al volver del fútbol, me trajo dos muñecos entrelazados que representaban jugadores de San Lorenzo y de Huracán; un mecanismo básico permitía que el primero sodomizara al segundo. El regalo, por su violencia y su obscenidad, me dejó helado: yo tenía cerca de diez años, miré a mi padre como si fuera un desconocido y me pregunté en qué se convertía aquel hombre cuando iba a la cancha, afición muy ocasional que sólo compartía con ciertos amigos. 

La experiencia enseña que personas racionales y pacíficas suelen transfigurarse en verdaderos energúmenos al calor de un partido, y que gente apocada lanza en las gradas y plateas toda clase de insultos y amenazas aberrantes. Algo de ese fanatismo patotero, algo de esa pasión turbia y fundamentalmente frívola, una chispa de esa bronca visceral pero plana brilla por la división política dentro de las redes sociales, donde unos y otros se prometen el infierno. 

Afortunadamente, en la vida real la mayoría de ellos sería incapaz de llevar a cabo esas intimidaciones anónimas o grupales, esos augurios feroces y delictivos. La grieta es una pulseada demente y ciega, que degrada a todos por igual, y que se parece asombrosamente a la escaramuza futbolera. El acalorado debate intelectual para dirimir si la Argentina reconstruye un populismo autoritario o inaugura una democracia republicana es todo lo contrario: una discusión esencial para nuestro destino que de ningún modo puede ser acallada o eludida, y en ella el corte no resucita la clásica dicotomía de peronismo y antiperonismo, puesto que muchísimos devotos de Perón se ubican hoy en las dos veredas en pugna.

La persistente queja de que se han estado cavando trincheras de odio similares a 1955 proviene ahora del peronismo clásico, y suena a truco viejo y a impotencia. El truco busca una vez más escamotear la chance de que haya una evaluación seria y completa de los veinticuatro años de gestión justicialista, puesto que la curva de su derrotero gestionario muestra el tremendo declive nacional. Que pícaramente nadie quiere asumir como propio ni como un todo: menemistas, duhaldistas y kirchneristas pretenden no haber integrado la misma fuerza que privatizó a mansalva, devaluó a destajo y saqueó a conciencia. Este balance negativo es tachado inmediatamente de "neogorila": nadie podría acusar a los críticos del radicalismo o del socialismo santafecino de antirradicales o de antisocialistas, y esta permanente amenaza de estigmatización que produce incluso inhibiciones en cualquier comentarista independiente prueba hasta qué punto el peronismo logró colonizar la opinión política y esterilizar sus objeciones.

Otra peligrosa zoncera mascullada entre dientes por el peronismo tradicional se refiere al escándalo que le provoca un nuevo revisionismo histórico: esta corriente inorgánica no viene contaminada por las ideologías y está echando luz sobre la mismísima actuación de Perón a lo largo de sus dos primeros gobiernos, durante su exilio franquista y, principalmente, en los años 70, cuando la administración justicialista perpetró crímenes de lesa humanidad por los que nunca pagó. Curiosamente, los peronistas le adjudican con rencor a Mauricio Macri estas revelaciones librescas, sin entender además que Pro es desdichadamente un partido posmoderno sin conciencia ni preocupación histórica. Aunque tiene en su seno, vale decirlo, a delfines peronistas y se propone después de octubre tejer un gran acuerdo de fondo con los referentes genuinos del PJ.

El lamento peronista es un chantaje que esconde en su interior estos dos reproches implícitos: no revisen globalmente nuestra gestión y no exhumen los antiguos pecados de nuestro líder; si persisten en esa senda, estarán trabajando para la discordia de los argentinos. El mensaje revela hasta qué punto son refractarios a la autocrítica, y por qué no han logrado en consecuencia una renovación, un nuevo rumbo y un liderazgo consistente. Hoy resulta mucho más interesante discutir con el cristinismo que con dirigentes híbridos sin brújula ni convicciones.

Por estas horas, y ante la inminencia de una buena performance electoral de Unidad Ciudadana, esos mismos dirigentes pretenden instalar la ocurrencia de que Cristina Kirchner resucitó merced a quienes nunca dejamos de refutar sus argumentos. La reconstruimos por el simple método de nombrarla. Esto no es cierto: basta releer las encuestas de hace un año para comprobar que la imagen y la intención de votos de la arquitecta egipcia son hoy exactamente las mismas que entonces. El razonamiento intenta deslegitimar el hecho de que la Pasionaria del Calafate representa, nos guste o no, a un sector considerable del electorado y que puede capitalizar una parte del voto castigo contra un ajuste que ella misma provocó pero que Macri debió instrumentar. Y busca borronear también que el peronismo es inocente de no haber sabido desplazarla durante todo este tiempo.

Al igual que Cristina, soy hijo de una antigua familia asturiana en cuyo seno se hablaba bable, fui víctima del bullying en el colegio y me costó mucho integrarme en esta sociedad donde nos sentíamos extranjeros. Para hacerme rápidamente argentino, me volví peronista, algo que disgustó muchísimo a mi padre. Afirma Luis Alberto Romero que ese proceso de asimilación y arraigo a través del nacionalismo ha sido muy habitual en muchos inmigrantes de distintas generaciones y países: el peronismo brindaba aquí un intangible certificado de pertenencia. Mis padres provenían de la hambruna de la posguerra civil española y arribaban en 1947 a la Tierra Prometida de Perón. Quienes duden de los avances sociales que se produjeron en aquella época sólo deben leer la obra clásica de Romero: Breve historiacontemporánea de la Argentina. En ella pueden verse también las zonas siniestras y sus grandes camelos, inspirados mayormente en las experiencias de Mussolini. Los libros, los viajes, la madurez y un balance severo del desempeño de este movimiento durante la era fundada por Alfonsín me alejaron hacia una socialdemocracia desarrollista sin partido; un alma en pena, como diría Sarlo. Si viviera mi padre, un republicano español, seguramente estaría más de acuerdo con esta adscripción solitaria.

La radicalización del kirchnerismo, que en lugar de copiar lo mejor del partido de Perón calca lo peor, le agrega la tara setentista y asume propósitos bolivarianos, constituye una peligrosa tendencia que prefigura un régimen de partido único donde se disloca la economía y se combate a cualquier disidente. Cómplice principal de esta patología resulta el justicialismo bonaerense, que es la mismísima negación de aquella evolución de los años 40: convirtió su bastión histórico en el distrito más pobre del país, la mitad de su población trabaja en negro, el 60% carece de cloacas, dejó un Estado inútil y colapsado, alimentó a la policía mafiosa y permitió que el narcotráfico se adueñara de los territorios. El peronismo, en tanto fuerza dinamizadora y progresista, nos traicionó. Y aun así su reconfiguración es imprescindible para crear un nuevo sistema de partidos políticos. Cuando sea más interesante discutir con los peronistas clásicos que con los cristinistas, esa meta se habrá logrado. Y la Argentina quizá tenga entonces una verdadera oportunidad.

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like La historia juega a los dados con nuestro destino on Facebook

Las PASO ponen hoy en juego el respaldo al Gobierno y el futuro de Cristina



Por Damián Nabot - LA NACION
El resultado electoral comenzará a moldear los márgenes de acción de Mauricio Macri para impulsar reformas, las perspectivas políticas y judiciales de la ex presidenta y los nombres de los gobernadores en condiciones de disputar el liderazgo peronista
Las primarias, tan denostadas a partir del debate sobre su utilidad, se convirtieron al final en una elección crucial que hoy tiene en vilo a la política y la economía argentinas, a la espera de un resultado que definirá los márgenes de poder de Mauricio Macri, las perspectivas políticas y judiciales de Cristina Kirchner y la puja por el liderazgo en el peronismo.

Ayer, el mensaje que transmitió el oficialismo hacia su interior era evitar "la euforia excesiva o la depresión", cualquiera que fuera el resultado, porque "todavía queda un tiempo largo hasta que termine el partido". Las primarias de hoy serán efectivamente una instantánea que podrá modificarse parcialmente en las elecciones de octubre. Pero más allá de su carácter temporal, los resultados comenzarán a arrojar luz sobre 10 definiciones cruciales para el futuro de la Argentina:

El poder del Gobierno para implementar reformas

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, prepara una reforma tributaria que necesitará la venia de los gobernadores y la aprobación del Congreso. Más complejo aún resultará para el macrismo conquistar acuerdos para avanzar con el proyecto de reforma laboral, que el Gobierno buscó deliberadamente quitar del debate en la campaña para evitar controversias. 

Mauricio Macri considera ambos proyectos indispensables para aumentar los niveles de inversión. El grado de poder político que logre el Gobierno en las elecciones determinarán el alcance y la profundidad de ambas reformas.
Foto: LA NACION 

El futuro judicial y político de Cristina Kirchner

Una derrota en Buenos Aires puede envalentonar a los peronistas que buscan correrla a un costado para renovar el partido.

Foto: LA NACION 

Por el contrario, un triunfo revalidaría su lugar en el peronismo y obturaría una regeneración partidaria. Pero el resultado también será interpretado en Comodoro Py, donde Cristina Kirchner se encamina hacia un juicio oral por la venta de dólares a futuro, es investigada por lavado de dinero por los hoteles de su propiedad, por asociación ilícita en la obra pública y por encubrimiento en el acuerdo con Irán. 

El ritmo de las investigaciones también será definido por el resultado electoral.

La proyección política de María Eugenia Vidal

La gobernadora, sin ser candidata, se plantó en el centro del escenario electoral y opacó al resto del elenco oficialista que marginado a un rol teñido de trivialidad.

Foto: LA NACION

Con un in crescendo operístico, Vidal arrancó la campaña con un tono sosegado y terminó en una vehemente arenga televisiva contra el kirchnerismo. Así anudó su futuro político al resultado de las elecciones.

El poder de la alianza gobernante

Foto: LA NACION 
Cambiemos busca consolidarse como una fuerza nacional. Logró tener representación en todas las provincias. Y por ello, el peronismo comenzó a verla como una amenaza en los territorios que gobierna. A lo largo del siglo XX, ninguna alianza de partidos logró perdurar en la Argentina. 

Las elecciones demostrarán si Cambiemos crece como herramienta electoral, a partir de una estrategia que rechazó la idea de ampliar su base a través de alianzas con otras fuerzas políticas.

La velocidad de las causas judiciales

Los jueces federales de los tribunales de Comodoro Py, que tienen a su cargo las investigaciones por corrupción, calculan sus movimientos de acuerdo con las perspectivas políticas; esperarán a ver el resultado, a descubrir si salió fortalecido el Gobierno o el peronismo, para decidir la velocidad y la intensidad de sus próximas acciones.

Algunas causas podrán acelerarse y otras caer en el limbo según quién surja vencedor.

Foto: LA NACION 

El liderazgo en el PJ

Un sector del peronismo, encabezado por gobernadores como Juan Manuel Urtubey (Salta) o Juan Schiaretti (Córdoba), desea ver a Cristina Kirchner definitivamente clausurada en el pasado. Detrás del anhelo pujan por un lugar en la futura carrera presidencial.

Foto: LA NACION

Pero deberán revalidar sus títulos en sus territorios, donde algunos enfrentan desafíos complejos y seguir con atención el resultado en Buenos Aires, para ver si Cristina Kirchner sobrevive en la escena o se despeja el camino hacia un nuevo liderazgo en el PJ.

La fortaleza del macrismo en el Congreso

El oficialismo pone en juego prácticamente la mitad de su fuerza en la Cámara de Diputados. En el Senado sólo arriesga tres de sus 14 bancas. Los pronósticos indican que aumentará el número de legisladores en ambas cámaras. 

Una elección exitosa lo acercaría a la mayoría, que de todas formas le resulta matemáticamente esquiva. Tendrá más músculo pero sin posibilidades de aprobar una ley sólo con votos propios. 

Macri necesitará aliados en el Congreso. Hasta ahora se apoyó en un puñado de gobernadores peronistas. Una Cristina Kirchner victoriosa en el Senado, asentada en la crítica incondicional al Gobierno, va a dejar enrevesada la posibilidad de alcanzar acuerdos parlamentarios.

Foto: LA NACION

Con quién deberá pactar el Gobierno

Hasta ahora, cuando fue necesario, el macrismo se respaldó en un puñado de gobernadores peronistas o en la fuerza de Sergio Massa para conseguir los votos que le faltaban en el Congreso. 

La relación entre Macri y Massa se deterioró en los últimos meses al calor de las diferencias electorales. Pero una buena elección en la provincia puede regresar al líder del Frente Renovador a la mesa de negociación.

De lo contrario, el Gobierno quedará acotado a delinear acuerdos con el sector dialoguista del peronismo.

Foto: LA NACION 

El futuro de la economía

El dólar trepó 4% en los últimos 30 días y alcanzó los 18 pesos. A medida que creció la incertidumbre, un sector de la economía congeló operaciones a la espera del resultado. 

El martes vencen $ 535.000 millones de Lebacs. El Gobierno necesita renovarlas y despejar dudas para mantener aceitados los mecanismos de financiamiento. 

A la par, las tibias señales de crecimiento ayudaron al oficialismo en las últimas semanas. 
Ahora el apremio de la Casa Rosada es consolidar la curva ascendente de la economía para llegar con expectativas a octubre.

Foto: LA NACION 

Cambios en el interior del Gobierno

Foto: LA NACION 
El jefe de Gabinete, Marcos Peña, fue el principal estratega de la campaña oficialista. Una victoria ratificaría su centralidad en el gobierno de Mauricio Macri y una revalidación de la estrategia. 

Desde su llegada al poder en la ciudad de Buenos Aires, el macrismo no enfrentó derrotas electorales. ¿Cómo lidiaría el Presidente con un mal paso en las urnas? Es un interrogante todavía abierto.

Principales hitos de una campaña desteñida
Cómo fue el camino hacia las PASO de los candidatos por Buenos Aires

Esteban Bullrich - Cambiemos 

22 de junio: Después de cuatro horas de discusiones en la Casa Rosada, el Gobierno define que Esteban Bullrich será el candidato principal

15 de julio: Primer timbreo de campaña en la provincia de Buenos Aires. Eligen lugares con vínculos afectivos. Bullrich visita Junín

20 de julio: Cambiemos apuesta por Carrió y Vidal para "cazar votos" en la provincia. Comparten un chat y, días más tarde, encabezan dos actos

7 de agosto: Bullrich comete otro furcio de campaña. El precandidato celebra en una entrevista que "todos los días hay un nuevo pibe preso"

10 de agosto: Vidal toma las riendas de la campaña. En el acto final, más combativa que lo habitual, pide el voto para defender el rumbo del Gobierno

Cristina Kirchner - Unidad Ciudadana

20 de junio: En Sarandí, Cristina lanza Unidad Ciudadana y confirma su ruptura con el PJ. Posterga la definición sobre su candidatura hasta el 24

26 de junio: Fernanda Vallejos, cabeza de lista de diputados, defiende a Boudou y dice que "la corrupción kirchnerista fue un invento de los medios"

1° de julio: Para denunciar el "ajuste", acentúa el "estilo Durán Barba". Difunde un video casero en una fábrica y publica un diálogo con un panadero

14 de julio: En Mar Del Plata, encabeza un acto en el que comparte escenario con trabajadores y comerciantes. Pide un voto "en defensa propia"

10 de agosto: En González Catán, ensaya una autocrítica y le apunta a Bullrich. Pide el voto para dar "un llamado de advertencia" al Gobierno

Sergio Massa - 1País

21 de junio: Massa lanza junto a Margarita Stolbizer en Tigre "alerta Buenos Aires", su principal propuesta de campaña en materia de seguridad

1° de julio: En un acto en el complejo Pipa, Massa y Stolbizer se presentan como la alternativa entre "un pasado de ladrones y un presente para ricos"

28 de julio: Massa presenta el "programa económico urgente" con Lavagna. "La inversión sin consumo genera estancamiento", apunta el ex ministro

2 de agosto: Massa suma a Rudolph Giuliani a su campaña, quien le deja elogios por su política de combate al delito en Tigre. Recorren La Matanza

10 de agosto: Convoca a votantes "desilusionados". Profundiza críticas a Cambiemos y asegura que "son gerentes incapaces de sentir lo mismo que la gente"

Florencio Randazzo - Cumplir

23 de junio - Dos días antes del cierre de listas, Randazzo se reúne con Cristina Kirchner, pero no hay acuerdo y deciden competir por separado

24 de junio: Randazzo confirma su candidatura. Se queda sin el enfrentamiento cuerpo a cuerpo con Cristina dentro del PJ

30 de junio: Rompe el silencio y reaparece un año y medio después de haber dejado la Casa Rosada. Dijo que la ex presidenta "cumplió una etapa"

28 de julio: Endurece su discurso contra Macri. De recorrida por Azul , advierte que "el voto a Cambiemos le dará un cheque en blanco para más ajuste"

9 de agosto: Como cierre, celebra la "reconstrucción del peronismo" y llama a que la elección sea "el punto de partida para recuperar el gobierno"

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like Las PASO ponen hoy en juego el respaldo al Gobierno y el futuro de Cristina on Facebook

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Responsive Ads Here