Desarrollo y Defensa - Portal de Seguridad

Breaking

Facebook

test banner

Post Top Ad

Responsive Ads Here

Post Top Ad

Responsive Ads Here

lunes, 1 de mayo de 2017

Desarrollo y Defensa

Desarrollo y Defensa

Argentina interesada en poner a su servicio equipamiento ruso



Resultado de imagen para Carlos Gastón RomaPor Víctor Ternovsky - Sputnik Mundo
Rusia tiene todo lo que necesita Argentina para enfrentar con más eficacia los desafíos internos y externos. Lo dijo a Radio Sputnik el diputado nacional argentino Carlos Gastón Roma. El también presidente del partido Propuesta Republicana (PRO) en Tierra del Fuego llegó a Rusia para participar en la Conferencia de Seguridad Internacional de Moscú.

El evento, en el cual participaron altos cargos militares y expertos en seguridad de casi 90 países, se enfocó en temas como la creciente discordia en las relaciones entre Rusia y la OTAN, la tensa situación en la región Asia-Pacífico, y el caos en Oriente Medio, entre otros.

A pesar de que las mencionadas zonas "están muy lejos" de Argentina, ese país sudamericano sigue con gran atención lo que está ocurriendo en las mismas, indicó Carlos Gastón Roma.

"Entendemos que somos parte del mundo y que de alguna forma nos llega y nos impacta en Argentina", sostuvo el político, al coincidir con quienes afirmaron durante la conferencia en que la creciente inestabilidad global es fruto de la actuación de algunas potencias que tienden a apostar por la fuerza militar en vez de buscar soluciones diplomáticas a los conflictos.

En este contexto, nuestro interlocutor indicó que Argentina basa sus políticas en el "diálogo" y defendió el papel de la ONU para solucionar conflictos. 

Durante nuestra conversación con Carlos Gastón Roma, quien también es el presidente del Grupo Parlamentario de Amistad con Rusia, se tocó el tema del interés de Argentina a equipamiento ruso.
Al respecto, el diputado nacional fueguino indicó que su país está interesado en adquirir "muchos medios" rusos, entre ellos "aviones hidrantes" y "equipos de oruga para terrenos muy difíciles", los cuales ayudarían a Argentina a enfrentar "catástrofes", "desastres"  y "situaciones de emergencia" dentro del país como terremotos, inundaciones o incendios forestales.

La nación sudamericana también muestra su interés por la oferta rusa de "buques polares", "helicópteros" y otros "medios para la Antártida", dijo Carlos Gastón Roma. "Habíamos comprado hace unos años helicópteros rusos (de la marca) Mi que son muy buenos, y la idea es seguir en esa línea de compra de equipamiento que tenga que ver con la logística antártica", señaló nuestro interlocutor. Asimismo, el político aseveró que Argentina tiene "una necesidad concreta de muchos medios" para "lograr ser eficientes y efectivos" en sus misiones humanitarias y de paz.

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like Argentina interesada en poner a su servicio equipamiento ruso on Facebook

El "Almirante Irízar" se transformó en uno de los 10 de los rompehielos más grandes del mundo



(Telam) - El titular de Astilleros Tandanor, Jorge Arosa, sostuvo que la reconstrucción del "Almirante Irizar" hizo del buque "uno de los diez rompehielos más grandes del mundo".
Resultado de imagen para "Almirante Irízar
Para la reconstrucción del buque, agregó Arosa a Télam, "tuvimos que incorporar tecnologías, capacitar a nuestra gente" y así "lo transformamos en un buque multipropósito".

Arosa describió que el buque es ahora "un navío multipropósito y científico de última generación sin perder sus características como buque de logística y rescate antártico, con una mayor capacidad para el sector de investigación y laboratorios, seis veces más grandes que en su configuración original".

Anunció además que el astillero cuenta con capacidad para "la construcción de dos OPV (buques de patrullas offshore de 90 metros de eslora) para asegurar que los recursos vivos del mar no sean explotados dentro de la Zona Económica Exclusiva Argentina por buques extranjeros no autorizados ". En ese sentido agregó: "Ya tenemos desarrollada la tecnología para iniciar esas tareas" y confió que "no están visitando empresarios franceses, españoles, ucranianos, y países vecinos con miras a iniciar trabajos próximamente".

Arosa añadió que "originalmente el rompehielos contaba con un solo laboratorio y hoy cuenta con ocho, equipados con tecnología de última generación", además de "un puente de mando totalmente integrado a todos los sistemas" y "con una mayor y mejor habitabilidad para la tripulación" que lo convirtió "en el rompehielos más grande del hemisferio sur y uno de los diez más grandes del mundo".

El titular de Tandanor comentó que su reparación "involucro un montón de pruebas de aceptación de este Astillero y de la calificadora internacional Der Norke Veritas (DNV), una empresa líder mundial en evaluación y certificación para reducir riesgo y mejorar el rendimiento y el desarrollo sostenible".

Indicó que la demora en la reparación, tras el incendio de 2007, "se inició con la firma del contrato dos años y medio después de que se incendió, la ingeniería en detalles fue rechazada por la DNV siete meses después y luego se envió a España la propuesta de la ingeniería de detalles que fue aprobada a raíz del trabajo bien hecho y a los apoyos del gobierno nacional, que aportó recursos, avanzamos en todo lo que estaba atrasado".

Agregó que la reciente prueba de navegación fue "sumamente exitosa y superó las expectativas que teníamos" y acotó: "cuando el rompehielos salió de los astilleros Wärtsilä en Helsinky, de Finlandia, en 1978, tuvo un montón de problemas que ahora no los hubo, lo cual nos permite imaginar que lo que nos falta, será mucho más rápido y más fácil de lograr".

Consultado sobre cuánto tiempo de vida útil tiene hoy el buque, respondió: "normalmente cuando se hace una reparación y una modernización, se piensa siempre en 25 años. Pero siempre va a depender del mantenimiento que uno le haga a lo largo de su vida útil, porque este tipo de barcos tiene ya una capacidad intrínseca, por la capacidad de rompehielos que precisa, que pude durar hasta los 40 años de vida sin problemas", finalizó.

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like El "Almirante Irízar" se transformó en uno de los 10 de los rompehielos más grandes del mundo on Facebook

En una carta histórica, San Martín mencionó en 1816 a las Malvinas como territorio argentino



Por Eduardo Barcelona - Telam
Es una misiva que el Libertador le escribió al ministro de Guerra, coronel Antonio Beruti.
A tan solo 40 días de haberse declarado la Independencia el 9 de Julio de 1816, el general envió una carta al ministro de Guerra del país en la que hace mención a las Islas, dando muestras de conocimiento del territorio que la Nación recibió de lo que había sido el virreinato del Río de la Plata.
Ese documento se suma a la serie de antecedentes históricos, geográficos y políticos que respaldan el reclamo de soberanía de la Argentina sobre el archipiélago, y Télam accedió al texto al cumplirse este lunes 35 años del inicio del combate en la guerra con Gran Bretaña, el 1 de mayo de 1982.

El Libertador le escribió al ministro de Guerra, coronel Antonio Beruti, el 14 de agosto de 1816 desde Mendoza, y allí le pedía que "disponga que todos los de alta clase que se hallen presos en esa jurisdicción de su mando sentenciados a los presidios de Patagones, Malvinas u otros sean remitidos a esta capital con copias de sus respectivas condenas y a la mayor seguridad posible comprendiendo también en ellos a los desertores contumaces en este delito".

El propósito de San Martín era reunir a la mayor cantidad posible de soldados para integrar el Ejército de Los Andes, que en cinco meses más comenzaría la epopeya del cruce de la segunda mayor cordillera del planeta, con la misión de liberar a Chile y al Perú del imperio español.

El Ejército de Los Andes sumó alrededor de 4.500 hombres en el momento del lanzamiento de la campaña militar, el 17 de enero de 1817 y estuvo integrado por chilenos y argentinos, un millar de ellos negros y esclavos que al integrarse a filas lograban su plena libertad.

La carta de San Martín fue comprada por el gremio de los diplomáticos argentinos en 1988 en una subasta en Londres, Inglaterra, y luego donada a la Cancillería, cuyo original sigue en poder del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

Dice San Martín en la misiva a Beruti que el interés por los condenados en Malvinas lo hace "con el objeto de hacer útiles al Estado estos individuos... retrayéndolos de sus pasados extravíos (y) los conduzcan por las sendas de la probidad y honor con provecho de la causa pública".

Consultado por Télam, el titular del Museo Malvinas, Federico Lorenz, destacó "el conocimiento de San Martín sobre el territorio de lo que hoy es la Argentina", pero aclaró que en las islas nunca hubo un presidio, sino "que se enviaba allá a las personas condenadas, que permanecían en condición de reclusos".

También subrayó el hecho de que el prócer más importante del país se haya referido en una carta manuscrita a las Islas Malvinas, lo cual constituye un antecedente de gran valor a favor del reclamo de soberanía.

Otro antecedente histórico favorable al reclamo argentino remite al 28 de febrero de 1810, cuando el brigadier Goyeneche, comisionado por el virrey Cisneros, pronunció una sentencia contra Isidoro Zegarra y José Ximenes Pintado a seis años de presidio en las Islas Malvinas.

Las sentencias y sus consiguientes condenas fueron oficializadas y publicadas en Buenos Aires por la Imprenta de los Niños Expósitos, con la autorización del virreinato del Río de la Plata.

El 15 de junio, días más tarde de producida la Revolución del 25 de Mayo de 1810, la Gazeta de Madrid publicó un fragmento del fallo dictado por Goyeneche, donde se remitía a los condenados a las Islas Malvinas.

El 29 de diciembre de ese año, Ximenes Pintado, agradeció al gobierno de Buenos Aires por haber sido liberado de su destino en las Malvinas. Manuel Moreno, hermano de Mariano, primer secretario de la Junta Revolucionaria, recordó el antecedente en una publicación editada en Londres en 1812, adonde había llegado tras la muerte en alta mar de su entrañable familiar.

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like En una carta histórica, San Martín mencionó en 1816 a las Malvinas como territorio argentino on Facebook

Ravioles que engordan



Resultado de imagen para organigramas politicos + dibujoEditorial del diario La Nación
La administración del Estado es como una ameba que se multiplica cuando encuentra espacio; ha pasado con todos los gobiernos, incluso hoy.

En el argot de la administración pública se le dice raviol a cada uno de los rectángulos del organigrama que muestra gráficamente la estructura del gobierno, o de un ministerio u organismo. Son ravioles las secretarías, las subsecretarías, las direcciones, etc. Toda vez que hay una reorganización, la atención de los funcionarios y empleados se concentra en ver si subsiste el raviol al que cada uno pertenece. Si no es así, tendrá que actuar rápidamente para ser encasillado en otro raviol, que cuanto más arriba de la pirámide esté ubicado, mejor. Todo empleado o funcionario pugna por estar en planta permanente y no como contratado. Se previene así de no caer fuera de algún raviol en una modificación de la estructura y gana estabilidad. En la siguiente gestión presidencial vendrán otros contratados que en su momento agregarán una nueva capa geológica a la planta permanente.

La raviolada suele activarse con los cambios de gobierno. La Constitución de 1994 excluyó de su contenido la definición del número de ministerios y la delegó en el Poder Ejecutivo Nacional. Desde entonces, cada nuevo presidente ha tenido cierta libertad de diseñar su gabinete y la estructura de sus ministerios. Cuantos más ravioles genere, más fácilmente cumplirá con compromisos políticos y personales, aunque como contrapartida, deberá cuidarse del gasto que ocasione.

Ha sido el actual presidente quien se lleva el premio a la mayor raviolada de la historia argentina: 21 ministerios, 88 secretarías, 208 subsecretarías y 305 direcciones nacionales o generales. Al menos dos motivos lo llevaron a esta exuberancia. Uno fue su aversión a tener un superministro de economía con demasiado poder que le permita en algún momento la clásica e inoportuna extorsión: "Presidente: o hace lo que yo le propongo, o renuncio". El otro fue la necesidad de crear suficientes cargos de alto nivel para satisfacer a los aliados en la coalición Cambiemos. Mauricio Macri no creyó que al ampliar el número de ministerios debiera incrementar la cantidad de empleados públicos. Más bien pensó lo contrario, pero las leyes de Parkinson le están jugando con sus reglas. La administración del Estado es como una ameba que se reproduce y multiplica cuando encuentra espacio. De hecho, desde el 10 de diciembre de 2015 prácticamente no ha sido posible reducir la planta de empleados públicos.

Una de esas leyes de Parkinson dice que cuando se crea un nuevo raviol, indefectiblemente habrá al menos dos nuevos ravioles que dependan de él. Si no fuera así, el responsable del raviol superior no podría justificar su propia existencia. Esta ley se aplica también para los dos o más ravioles dependientes, por lo tanto la pirámide se ensancha hacia abajo. Veamos el caso más reciente. Con la salida de Prat-Gay, su ministerio se dividió en dos. Uno de Hacienda, y otro de Finanzas. 

En Hacienda fue designado Nicolás Dujovne, un destacado economista al que naturalmente se le asignaron funciones de mayor alcance que el mero manejo presupuestario. A las dos secretarías clásicas de Presupuesto y de Ingresos Públicos se agregó una adicional de Política Económica. Dependiendo de ella se creó la Subsecretaría de Programación Macroeconómica. Era lógico. Pero cumpliendo con aquella regla de Parkinson, se creó la segunda Subsecretaría de Programación... ¡Microeconómica! Pero la regla parkinsoniana sigue. De esta insólita subsecretaría dependen dos direcciones: la de Planificación Sectorial y la de Información y Análisis Sectorial.

En el nuevo Ministerio de Finanzas creado para retener al valioso Luis Caputo, se crearon dos secretarías: una de Finanzas y otra de Servicios Financieros. ¿Quién explica por qué son dos?

Por la misma ley hoy encontramos otras varias duplicaciones poco explicables. Van algunos ejemplos. Dentro del Ministerio de Justicia conviven la Subsecretaría de Protección de los Derechos Humanos con la de Promoción de los Derechos Humanos. En el Ministerio de la Producción están la Subsecretaría de Políticas del Desarrollo Productivo, y también la de Desarrollo y Planeamiento Productivo. En ese mismo ministerio se crearon las subsecretarías de Bioindustrias, y la de Alimentos y Bebidas, como si hubiera políticas públicas tan específicas y tan diferenciadas. 

En el Ministerio de Turismo encontramos la Subsecretaría de Desarrollo Turístico, y la de Promoción Turística Nacional. Es difícil explicar la diferencia de sus cometidos, como también para el caso de la Subsecretaría de Desarrollo Minero y la de Política Minera. ¿Qué podemos decir de una Secretaría de Agregado de Valor o de una Subsecretaría de Asuntos Globales? Hay muchísimos otros casos peculiares.

La duplicación de funciones es bien notoria entre las dependencias de la Jefatura de Gabinete y las de los ministerios. Con una aparente intención de controlar, hay una desorbitante cantidad de ravioles presidenciales que duplican los temas contenidos en los ravioles ministeriales. Salvo la Agencia Federal de Inteligencia, el resto de las dependencias controlan y duplican a las de los ministerios y de la Jefatura de Gabinete. La consecuencia es que unos funcionarios trabajan arduamente para responder cuestionarios de otros, los que a su vez dedican ingentes esfuerzos y reuniones para contradecirlos. 

El arbitraje de las discrepancias debería ser resuelto por el propio Presidente, lo que constituye una misión imposible para un hombre. El resultado es más y más ineficiencia. Recuérdese otro principio de sana administración. Un jefe no puede atender eficientemente más de ocho subalternos. De Mauricio Macri dependen 21 ministros, además del jefe de Gabinete, el que a su vez tiene cinco secretarías. Esta desbordante estructura no logra más que complicar lo que podría ser simple y que hasta 1943 lo era. El presidente no tenía asesores ni funcionarios que intervinieran entre él y sus ministros. Las estructuras eran tan limitadas que no hacía falta dibujarlas y, por lo tanto, nadie hablaba de ravioles. 

Hoy sabemos que los numerosos ravioles engordan un gasto que no se alcanza a cubrir con una insoportable presión impositiva. De esa forma coloca a la Nación en el peligroso camino de un acelerado endeudamiento externo, que además de riesgoso ya causa retraso cambiario. La ciudadanía está en condiciones de comprender estos excesos y sus riesgos e incluso premiar electoralmente a un gobierno que sepa explicarlos y corregirlos, amortiguando los efectos sociales. Técnica y legalmente es posible hacerlo. Es hora de reducir la raviolada y otros excesos fiscales antes de que nos produzcan una indigestión como las que ya varias veces hemos conocido.

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like Ravioles que engordan on Facebook

Plan Belgrano: nueva derrota para el Norte argentino



Resultado de imagen para Plan BelgranoPor Jorge Neme - Clarin.com
Durante la campaña presidencial, el entonces candidato a presidente Mauricio Macri lanzó el Plan Belgrano. Una excelente idea destinada a encender las expectativas y esperanzas del Norte, bajo la impronta de una figura relevante históricamente vinculada a la región.

El Norte sufre un deterioro económico y social desde hace varias décadas y es la región más pobre del país. Su ingreso no alcanza el 50% del ingreso medio del resto de los argentinos, ni al 20% de los ingresos de los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires. Su población padece la falta de acceso a la salud, la educación, los bienes públicos y la carencia de oportunidades en sus proyectos de vida. Por eso, tras la victoria de Macri, fue muy auspiciosa la institucionalización del Plan Belgrano, que adquirió rango ministerial.

El Plan tenía como objetivos "el desarrollo y coordinación de las políticas sociales, productivas y de infraestructura que reduzcan la desigualdad en la región Norte". Iban a llegar millones en inversiones para las 10 provincias del Norte Argentino. Parecía que el proceso de decadencia, inequidad y marginalidad llegaba a su fin, luego de muchas décadas de sufrimientos. La conducción del Plan Belgrano le fue encomendada al tucumano José Cano quien había perdido la Gobernación de Tucumán en manos del peronismo, representado por Juan Manzur. Fue un modo de compensar su aporte a Cambiemos.

Pasados 16 meses, es necesario evaluar la gestión y aporte del Plan Belgrano a superar los desequilibrios que perjudican al Norte. Y lo cierto es que hoy nadie conoce en qué consiste el Plan. No existen políticas, gestión, presupuesto, inversiones ni obras. Ni siquiera se reunieron una vez los diez gobernadores del Norte, que son los interlocutores naturales en ese ambicioso Plan.

Más aún: a casi un año y medio del lanzamiento, no hay un enunciado que defina cuáles son los problemas de la región, la situación de sus cadenas productivas, que realidad tienen los sectores competitivos y dinámicos, quienes cuentan con potencial de crecimiento y cuales requieren atención para alcanzar competitividad. No se avanzó en la tarea primordial de ponerle letra al Plan ni elaborar un discurso sobre la gravedad de la realidad norteña y las propuestas para abordarlo. En paralelo con esta virtual parálisis, la política nacional se fue alejando del Norte y el Plan Belgrano y se orientó hacia los intereses porteños, más acorde con el legado de Bartolomé Mitre. Una figura histórica innegablemente vinculada a Buenos Aires.

Así, mientras el Plan Belgrano se desvanecía, avanzó un verdadero "Plan Mitre". La ayuda financiera por $25.000 millones para la Provincia de Buenos Aires, obras como el soterramiento del Ferrocarril Sarmiento por $45.000 millones, la Autopista Ribereña por $9.700 millones, la Autopista Illia Bis por $1.600 millones, el Metrobus Sur por $1.500 millones, la urbanización de la Villa 31 por $320 millones, obras de agua y cloacas por $1.900 millones y las mejoras de las estaciones suburbanas del Ferrocarril Belgrano por $ 3.000 millones, se ejecutan entre otras inversiones con centralidad en la Ciudad más rica de la Argentina mientras los recursos nacionales destinados a inversiones transferidos a las provincias del Norte disminuyeron del 46,3% en el 2015 al 33,9% en el 2016.

El Plan Belgrano podría haber equilibrado la balanza entre Buenos Aires y el Norte, o al menos nivelar en alguna medida este Plan Mitre que fue floreciendo de hecho. Así, en poco más de un año, el Plan Belgrano sin visión, estrategia, autoridad política ni conocimientos, fue convertido en una enorme cáscara vacía y en una nueva frustración para los pueblos del Norte Argentino y sus economías regionales.
Jorge Neme es sociólogo. Secretario de Relaciones Internacionales de la provincia de Tucumán.

Comentario:
Los habitantes de la región deberían ser aconsejados por el señor gobernador tucumano para saber como incrementar su patrimonio. Asimismo, hay una palabra que no se emplea frecuentemente y que solucionaría muchas penurias económicas: Cooperativismo, asociación y solidaridad. Algo para ser tomado en cuenta. Ademas, debería reflexionarse donde están los votos, cuando se asignan recursos...

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like Plan Belgrano: nueva derrota para el Norte argentino on Facebook

El Gobierno construirá más cárceles y duplicará el espacio para los detenidos



El Gobierno construirá más cárceles y duplicará el espacio para los detenidosPor Ignacio Ortelli - Clarin
Hoy hay una 11 mil plazas federales. Pretende llevar el número a más de 20 mil para antes del final del mandato de Macri. Cerrarán viejos penales y mejorarán las condiciones de detención para evitar que los jueces liberen presos por falta de lugar.


Foto: Devoto. El penal, en un principio de incendio de este año. El oficialismo prefiere cerrar sus puertas.

"Anoche me puse a ver televisión y me enganché con una serie. Creo que se llama 'El Marginal'. ¿Esa es la situación de nuestras cárceles?". Impresionado por la crudeza de la tira de Sebastián Ortega, que cuenta la historia de un policía que se infiltra en un establecimiento penitenciario para encontrar y liberar a una joven que fue secuestrada, el Presidente inquirió a las autoridades del Ministerio de Justicia que habían llegado con carpetas con información y datos para afrontar el "examen" de gestión al que se somete cada ministerio en las reuniones mensuales de seguimiento en Casa Rosada. 

Como la realidad en los penales es tan amplia, no obtuvo ni un "sí" ni un "no" contundente, sino matices. Por ejemplo, alguien le dijo que no existía tal connivencia entre el director del penal y los detenidos. Nadie se animó a decirle que, en algunas cárceles, la situación de hacinamiento era peor. Con todo, al cabo de esa reunión que se realizó meses atrás, Mauricio Macri encomendó avanzar en un plan de reforma integral del Servicio Penitenciario Federal que tiene como eje central la renovación de las unidades y la construcción de nuevos módulos: la intención es que para 2020 se haya duplicado la capacidad para alojar detenidos.

El plan de construcción de penales, que elaboró el equipo del ministro de Justicia Germán Garavano y ya fue aprobado por el jefe de Gabinete Marcos Peña, responde a uno de los 100 objetivos de gestión que trazó Presidencia de la Nación para modernizar el servicio penitenciario y mejorar la situación de los reclusos. Y contempla que a fines de 2019 haya más de 20 mil lugares de detención, con una meta aún más ambiciosa, como política a largo plazo: en 2023, siempre que se cumpla con el proyecto, la capacidad será de 24.328 plazas. Para los próximos años, la inversión prevista supera los $7.500 millones.

En el Gobierno admiten que, a partir de las reformas que se impulsan en materia penal en el Congreso, la población carcelaria crecerá en los próximos años. Y quieren evitar que jueces garantistas liberen delincuentes peligrosos en virtud de las malas condiciones de detención que ofrece el sistema. "No queremos quedar en la encerrona de 'cárcel para todos' ó 'todos libres' al que nos quieren empujar desde distintos sectores. Y tenemos que garantizar que las cárceles sirvan para reinsertar a las personas que delinquen", explican.

En la actualidad, según cifras oficiales del Ministerio de Justicia, la capacidad de alojamiento es de 11.124 detenidos. Las cárceles federales no tienen la magnitud de problemas de hacinamiento que se registra en los penales provinciales, pero están al límite. Y a eso se suma que varios establecimientos deberán ser desafectados en los próximos años, por cuestiones socioambientales, especialmente los que se encuentran en los centros urbanos. El caso emblemático es el de la cárcel de Villa Devoto, cuyo cierre es un reclamo histórico de los vecinos y fue pedido expresamente por el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta a la Nación.

El Complejo Penitenciario Federal de la Ciudad de Buenos Aires, que tiene capacidad para 1.714 internos, en principio -tal como se había anunciado durante el gobierno de Cristina Kirchner, iba a ser reemplazado por el Complejo Agote, una nueva cárcel en Mercedes, pero la obra se demoró y ahora el Ministerio de Justicia negocia junto a la Ciudad de Buenos Aires la construcción de un nuevo penal en Marcos Paz. La intención es que para 2019 esté construida y que, una vez trasladado el último preso, la cárcel pase a manos de Ciudad para su demolición. 

A Marcos Paz se le sumará otro penal grande en Ezeiza: se construirá un nuevo gran módulo dentro del Complejo Penitenciario Federal I, que podrá alojar unos 3600 detenidos y está previsto que se inaugure, al menos en forma parcial, a mediados de 2019. Y otro similar se levantará en Junín, en un terreno que cederá el Ejército. Ambos serían costeados a través de programas de participación público-privada. En los próximos meses estarían listas las licitaciones.

El plan alcanza unas 20 obras, con nuevos establecimientos en cada región, para cumplir con los reclamos de las organizaciones de derechos humanos que consideran que los reclusos deben estar detenidos . En el Centro, se construirán dos cárceles federales, en La Pampa (Santa Rosa) y en Córdoba -sería en Oliva, a unos 100 kilómetros de la capital-; en el NOA habrá en Salta y Jujuy; en el NEA la idea es abrir unidades en Corrientes y Chaco (evalúan Resistencia pero buscan alternativa por si el intendente Jorge Capitanich pone trabas); en el Litoral, habrá en Santa Fe y en Coronda; y en Cuyo ya se gestiona con el gobierno de Mendoza una nueva cárcel en Cacheuta.

La provincia de Buenos Aires es un caso aparte. Hoy en Provincia hay unos 35 mil reos y en muchas unidades se registran graves casos de hacinamiento, ya que la capacidad es de apenas 27 mil plazas, situación que motivó a la María Eugenia Vidal a implementar un plan global de reforma penitenciaria que prevé un desembolso para la construcción de cárceles de $10 mil millones para los próximos diez años. En el Gobierno admiten que la población carcelaria bonaerense está integrada por una porción de presos "federales", situación que derivó en negociaciones con el ministro de Justicia Gustavo Ferrari: Nación evalúa asistir con un crédito de unos 750 millones de pesos a la provincia sólo destinados a infraestructura penitenciaria.

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like  El Gobierno construirá más cárceles y duplicará el espacio para los detenidos on Facebook

El Gobierno admite que el reclamo por Malvinas "está en punto muerto"



Por Santiago Dapelo - LA NACION
Si bien la relación con Londres es "muy buena" no hay progresos en relación a las islas, más allá de la identificación de los NN.

Se avanzó en todo, menos en todo lo que involucra a las Islas Malvinas. Si bien la relación con Gran Bretaña es "muy buena", el Gobierno reconoció que aún no logró ningún progreso para debatir la reanudación de los vuelos del continente a las islas y la explotación conjunta de pesca e hidrocarburos en la zona marítima del conflicto.

La firma del acuerdo de cooperación entre la Argentina y Gran Bretaña en septiembre último, muy criticado por la oposición y los ex combatientes por no incluir el reclamo de la soberanía argentina sobre el archipiélago, era para el Gobierno un paso fundamental para comenzar una nueva relación con Gran Bretaña. Pero hasta ahora no hubo definiciones.

"Estamos en punto muerto", admitieron a LA NACION fuentes calificadas del Palacio San Martín.

En la Cancillería aseguran que "intentaron avanzar" y que el gobierno británico está dispuesto, pero hasta ahora la negativa de los isleños dinamitó cualquier posibilidad de acuerdo. Uno de los objetivos del Ministerio de Relaciones Exteriores, a cargo de Susana Malcorra, fue acercar posiciones con los habitantes de las Islas Malvinas, pero algunas experiencias de las últimas semanas generaron mayor recelo.
foto: Archivo Mauro V. Rizzi / LA NACION
Foto: Archivo / Mauro V. Rizzi / LA NACION
En el Gobierno cayó muy mal el comportamiento que tuvo en las islas la comitiva de la Comisión por la Memoria de la provincia de Buenos Aires, que encabezaron el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y el padre Pepe Di Paola. "Fue provocativa, algunos pintaron grafitis en las paredes y desplegaron pancartas", se quejaron fuentes de la Cancillería. Como represalia, diez días después, los isleños suspendieron todas las actividades que tenía previsto un grupo de estudiantes de El Chaltén. "No les permitieron tener contacto con las escuelas y los locales", explicaron fuentes oficiales.

Entre los puntos que habían firmado Malcorra y el vicecanciller británico, Alan Duncan, se destacaban la reanudación de los vuelos para ampliar el vínculo entre el archipiélago y el continente. La Argentina ofreció servicios desde Buenos Aires, Comodoro Rivadavia, Ushuaia o Río Gallegos. Pero en todos los casos la respuesta fue negativa. "Queremos mejorar las comunicaciones con los habitantes de las islas, pero no a cualquier costo. Tenemos que convencerlos de que no somos un monstruo. Pero sin la voluntad de los isleños es muy difícil", dijeron fuentes oficiales.

Hoy son 2500 los habitantes radicados en Malvinas. "Se trata de una sociedad que está muy manipulada por unos pocos", agregaron desde el Palacio San Martín.

En lo que sí hay avances concretos es en la identificación de los soldados caídos en combate en las Islas Malvinas.

De un total de 123, la Cancillería logró que los familiares de 95 soldados enterrados en el archipiélago -el resto no fue localizado porque los familiares ya fallecieron o no pueden ser hallados- firmen su consentimiento para que la Cruz Roja pueda comenzar su trabajo de identificación de los restos de ex combatientes que yacen en el cementerio de Darwin.

Según informaron a LA NACION fuentes de la Cancillería, el 19 de junio comenzarán las tareas de investigación en el territorio por parte de la comisión especial de la Cruz Roja Internacional. Una vez tomadas las muestras, se enviarán al Equipo de Antropología Forense, en Córdoba, para realizar cruces de datos, y luego a un laboratorio en España, para que no haya ninguna duda sobre los resultados. "Antes de fin de año estará listo el informe final", anticiparon en el Palacio San Martín.

Después de la polémica por el acuerdo con Gran Bretaña, funcionarios de la Cancillería recibieron a representantes de la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas e Islas del Atlántico Sur y de la Confederación de Combatientes de Malvinas de la República Argentina para aclararles que la iniciativa de identificación de los soldados "es de estricto carácter humanitario".

Para el Gobierno, los soldados caídos son "héroes de guerra" y sus restos no serán trasladados al continente "salvo expresa voluntad de la familia directamente involucrada y una vez concluido el proceso". Fernanda Araujo, presidenta de la Comisión de Caídos, aseguró a LA NACION que con la identificación los familiares "cerrarán una etapa" y anticipó que ningún familiar pedirá el traslado de los restos ya que están en suelo argentino.

Pese a la falta de resultados, en la Cancillería argentina se mostraron conformes con los avances que consiguieron en otras áreas, como comercio, infraestructura e intercambio científico.

Durante el conflicto bélico de 1982 entre la Argentina y el Reino Unido murieron 649 soldados argentinos, de los cuales 234 fueron enterrados en Darwin, un pequeño poblado ubicado a 68 kilómetros de Puerto Argentino. De esos 234 soldados, 123 son los que aún resta identificar.

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like El Gobierno admite que el reclamo por Malvinas "está en punto muerto" on Facebook

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Responsive Ads Here