Desarrollo y Defensa - Portal de Seguridad

Breaking

Facebook

test banner

Post Top Ad

Responsive Ads Here

Post Top Ad

Responsive Ads Here

lunes, 7 de noviembre de 2016

Desarrollo y Defensa

Desarrollo y Defensa

Nación dispuso partidas presupuestarias para reactivar el tren a la Mesopotamía



(Rieles.com) - El Gobierno nacional estableció en el Presupuesto 2017 una partida de 1.500 millones de pesos para reactivar el tren Urquiza, ex Gran Capitán, para vincular a las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Corrientes y Misiones.
Urquiza railw map.jpg
El Gobierno busca seguir incentivando el transporte ferroviario y, al ya mencionado Plan Belgrano, ahora confirmó que buscará reactivar el ramal que une el nordeste argentino.

La confirmación respecto al ferrocarril del nordeste llegó de la mano de la aprobación del Presupuesto 2017, donde se supo que el gobierno nacional tiene estimado invertir unos $ 1500 millones para iniciar la obras que volverán a llevar el tren al nordeste argentino, zona que supo recorrer hasta principios de los años 90 el desaparecido Ferrocarril General Urquiza, y luego operó de manera precaria el servicio conocido como "Gran Capitán".

Por su parte, fuentes gubernamentales confirmaron a Noticias Argentinas que la partida contemplada aprobado por la Cámara de Diputados en la madrugada del jueves, será utilizada para iniciar las obras que permitirán el regreso del transporte.

Si bien aún no fueron revelados los detalles del plan oficial, el tren volvería a contemplar los ramales que unen las provincias de Entre Ríos, Corrientes y las ciudades misioneras de Posadas, Garupa y Apóstoles con la estación Lacroze en la Capital Federal.

Las obras podrían iniciarse para restablecer servicio de carga en una primera etapa y luego avanzar sobre el transporte de pasajeros, dado que también se deben adquirir las formaciones.

Trescientos vagones de carga originarios de China llegaron el 29 de octubre pasado a la Argentina justamente para ser destinados a la reactivación del ferrocarril de cargas, informó el Ministerio de Transporte. La cartera que conduce Guillermo Dietrich precisó que 200 unidades serán asignadas a la línea San Martín, que une la zona de Cuyo con Buenos Aires, y 100 más para la línea Urquiza, que recorre la zona de la Mesopotamia.

Los $ 1500 millones permitirían avanzar con el 15% de la obra total que tendría un costo total de $ 10.000 millones y un plazo de ejecución de varios años. (El Cronista)
Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like Nación dispuso partidas presupuestarias para reactivar el tren a la Mesopotamía on Facebook

Rosario apuesta al trolebús



(enelsubte.com) - La Municipalidad de Rosario inaugurará el año próximo una nueva línea de trolebuses y proyecta construir otras dos más. La apuesta por el transporte eléctrico queda librada a las posibilidades de los gobiernos locales, ya que la Nación está únicamente dispuesta a financiar proyectos de Metrobús.

La Municipalidad de Rosario buscará conseguir financiamiento para construir dos nuevas líneas de trolebuses en esa ciudad. Se trata de los recorridos "I", que correrá por la zona norte de la ciudad, y "M", que beneficiará a la zona sur.

Así se desprende del proyecto de presupuesto municipal para 2017, que fue presentado días atrás por el ejecutivo que encabeza la intendenta Mónica Fein (Partido Socialista). El endeudamiento para obras de infraestructura, entre las que se cuentan los dos trolebuses, asciende hasta 200 millones de dólares.

Ambas trazas se sumarían a la línea "K" (la única actualmente operativa) y a la línea "Q", que se encuentra en obras y cuya habilitación se espera para el segundo trimestre del próximo año. Días atrás autoridades municipales rosarinas anunciaron que está prevista para marzo la llegada de una flota de 12 trolebuses rusos cero kilómetro (Trolza Megapolis) que serán destinados a esta nueva traza.

"Es parte de la apuesta a la movilidad sustentable que esta gestión está llevando adelante y que busca sumar dos nuevas líneas de transporte eléctrico, para lo cual vamos a pedir el apoyo del Concejo", explicó el secretario de Gobierno rosarino Gustavo Leone al diario La Capital.

La línea K de trolebuses pronto dejará de ser la única. En marzo se rehabilitará una segunda y próximamente se sumarían otras dos.

Cabe recordar que en este contexto de reavivado interés por el trolebús en Córdoba y Rosario, la compañía rusa Trolza –líder mundial en la materia– firmó un acuerdo con Benito Roggio Ferroindustrial para fabricar troles y colectivos eléctricos en la planta que esa empresa posee en Juárez Celman, provincia de Córdoba.

Otra de las propuestas para mejorar la movilidad en Rosario es la construcción de un tranvía metropolitano. Si bien aún está en etapa de proyecto, la iniciativa será financiada por el gobierno provincial santafesino. De momento ha sido descartada la construcción de una red de Subte. Sin embargo, el Estado nacional parece estar únicamente dispuesto a financiar proyectos de carriles exclusivos para el transporte automotor, por lo que soluciones superadoras quedarán libradas a las posibilidades de los gobiernos locales.
Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like Rosario apuesta al trolebús on Facebook

La provincia de Buenos Aires necesita $ 500.000 millones para infraestructura



Vidal presentó su plan de obras en La Plata, foco de la inundación de 2013Por Marcelo Veneranda - LA NACION
Es el cálculo de la gobernación para superar el déficit básico de obras públicas.
Foto: Vidal presentó su plan de obras en La Plata, foco de la inundación de 2013.

Cuatrocientos ochenta y seis mil novecientos setenta y nueve millones de pesos. Esa montaña de billetes necesitaría el estado bona-erense para prevenir inundaciones, hacer transitables sus rutas, seguras sus escuelas y habitables sus hospitales, rehabilitar las redes de electricidad, agua y cloacas y resolver una pequeña porción del déficit de viviendas. O, planteado de otro modo, ése es el valor de las obras que no se hicieron en las últimas décadas. Principalmente, por falta de recursos y por la discriminación en la coparticipación, pero también por desidia y corrupción.

Según una auditoría que realizó el gobierno de María Eugenia Vidal, a la que accedió LA NACION, el déficit de infraestructura provincial asciende a 456.979 millones de pesos. Pero a esa cifra habría que agregarle otros 30.000 millones de pesos para reparar las escuelas bonaerenses, según un informe que Vidal encargó por separado. Así, resolver el déficit total demandaría casi 500.000 millones de pesos.

La suma parece exorbitante, pero el cálculo es por el momento más conservador que ambicioso: no se trata de techar autopistas, resumen en La Plata, sino de sacar la provincia de la crisis en la que está sumergida desde hace años y que se traduce en pueblos inundados con cada lluvia, muertes evitables en sus rutas, servicios que no llegan a toda la población y condiciones deficitarias o insalubres en las escuelas, hospitales y comisarías.

Para dimensionar el monto total del déficit de infraestructura bonaerense vale señalar que es apenas inferior al presupuesto total que Vidal pidió para 2017: $ 522.602 millones, con obras proyectadas por $ 29.043 millones. "Es el primer año en el que el presupuesto se enfoca en atacar el déficit", señalan desde el Ministerio de Infraestructura que conduce Edgardo Cenzón.

Agregan que en 2017 la inversión real directa será el doble que en 2016 y que crecerá 415% con respecto de 2015, último año de Daniel Scioli. De hecho, la participación del gasto en obras frente al gasto total varió de un 3,7% en 2015 a 6,3% en 2016 (proyectado) y 8,3% en 2017 (presupuestado), según datos de la provincia.

Vidal dimensiona de otra manera el déficit: lo compara con la demanda por $ 250.000 millones que presentó ante la Corte Suprema para recuperar los recursos del Fondo del Conurbano que se derivaron a otras provincias en los últimos cinco años. "Cubriríamos la mitad del déficit", le dijo a LA NACION en agosto.

Sólo este año, la provincia perderá casi $ 50.000 millones de ese fondo (le toca apenas el 1,2%), que se creó en los 90 específicamente para Buenos Aires. Vale agregar: la provincia aporta más del 36% del PBI nacional, tiene más del 36% de la población, pero recibe menos del 19% de la coparticipación.

Inundaciones, cloacas y rutas

La porción principal del déficit de infraestructura (39%) corresponde a $ 173.481 millones que se deberían invertir en obras hidráulicas para prevenir inundaciones.

Buenos Aires se inundó 35 veces en los últimos 30 años, con una frecuencia creciente. La semana pasada se vivió un nuevo capítulo de esa saga, cuando las lluvias anegaron el noroeste provincial. La provincia debió decretar el estado de "emergencia y desastre agropecuario" para las explotaciones rurales en Carlos Tejedor, Florentino Ameghino, Rivadavia y General Villegas.

Básicamente, la medida implica exenciones impositivas y facilidades para tomar créditos. Y se vuelve evidente el círculo vicioso: por no invertir en obras se pierde la cosecha, el aparato productivo local se paraliza, los productores deben endeudarse y el Estado deja de recaudar.

Según los cálculos oficiales, en la provincia hay 265.000 personas y 4,2 millones de hectáreas en riesgo de inundabilidad. Vidal convirtió esa demanda en una prioridad de su gestión durante la campaña de 2015, cuando recorrió una provincia que durante agosto y septiembre estuvo bajo agua. No parece una medida electoral muy efectiva: con los pies mojados, los bonaerenses eligieron a Scioli por sobre Mauricio Macri tres veces el año pasado.

La segunda porción más importante del déficit (25%) corresponde a las redes de agua y cloacas, que demandan $ 109.957 millones, tanto para rehabilitar y refuncionalizar las plantas de tratamiento como para extender la cobertura: hoy, más de la mitad de los bonaerenses (de zonas urbanas) no tienen cloacas y un cuarto carece de agua de red.

Las rutas provinciales son la tercera gran pata del déficit (18%): se necesitarían $ 80.141 millones para reparar la red actual y pavimentar lo que falta. Apenas el 30% de la rutas provinciales están pavimentadas y su estado crítico es evidente: no hace falta ver un cartel para saber cuándo se ingresa a una ruta bonaerense: con los ruidos de la suspensión del auto alcanza.

El cuarto rubro es vivienda y hábitat. El déficit habitacional total de la provincia es de 500.000 hogares, pero el cálculo de la Gobernación fue más conservador: se puso como objetivo 82.500 viviendas, para las que se necesitarían $ 40.425 millones.

Extender y mejorar la calidad del servicio de gas y electricidad demandaría $ 29.417 millones. Las obras de arquitectura requieren otros $ 23.557 millones. En este caso, sólo para reacondicionar los hospitales bonaerenses (el 100% necesita refacciones, según el informe), reparar 440 comisarías y finalizar las obras de los teatros Argentino y Martín Fierro. Las obras necesarias en las escuelas provinciales, como se dijo, se contaron por separado: repararlas (todas lo necesitan), demandaría $ 30.000 millones.

Con el informe en mano y todo servido para despotricar contra la "herencia" recibida, desde La Plata esquivaron esa consulta. "Las obras no se hacen hablando del pasado", retrucaron. De todos modos, y con otro ropaje, el informe podría convertirse en una herramienta para la campaña electoral que se viene.

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like La provincia de Buenos Aires necesita $ 500.000 millones para infraestructura on Facebook

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Responsive Ads Here