Desarrollo y Defensa - Portal de Seguridad

Breaking

Facebook

test banner

Post Top Ad

Responsive Ads Here

Post Top Ad

Responsive Ads Here

lunes, 25 de abril de 2016

Desarrollo y Defensa

Desarrollo y Defensa

Tierras que equivalen a más de 13 veces la superficie porteña




(La Nación) - El dato surge al relevar campos, chacras y terrenos urbanos de Báez sólo en Santa Cruz



EL CALAFATE (De nuestra corresponsal).- Ninguna de las casi treinta estancias que se conocen aquí como propiedad de Lázaro Báez figura entre las 42 propiedades que le embargarán por la suma de 100 millones de pesos, según el fallo del procesamiento dictado por el juez Sebastián Casanello que dejó en prisión al empresario santacruceño.

Las famosas estancias que Báez compró en la última década -seis de ellas ubicadas en la margen sur del río Santa Cruz-, sobre las que realizarían las expropiaciones de tierras para emplazar las represas hidroeléctricas que construye el consorcio Represas Patagonia tampoco serán embargadas, por ahora.

Sobre ellas, Báez había reconocido en un documento firmado por el escribano Leandro Albornoz -a quien le allanaron el estudio hace 15 días- que cedía el resultado de las expropiaciones al sistema de escuelas rurales de Santa Cruz. Desde el año 2012, en el que firmó ese documento, pasó mucha agua bajo el puente. Y poco avance sobre las represas, aunque las expropiaciones ya están en marcha.

Sólo en Santa Cruz, el empresario Lázaro Báez acumuló durante la década kirchnerista tierras por una superficie equivalente a 13 veces la Capital Federal. Así surge del relevamiento de terrenos urbanos, chacras y estancias que realizó LA NACION sobre sus inversiones inmobiliarias en esta provincia con documentación oficial fehaciente. Al año 2013, Báez contaba con 2632 kilómetros cuadrados (263.200 hectáreas), que adquirió a su nombre o de sus sociedades.

El dominio territorial, sin embargo, es muchísimo más amplio. A este número de hectáreas podrían adosarse otros 1100 kilómetros cuadrados (110.000 hectáreas), el equivalente a otras cinco ciudades autónomas de Buenos Aires. Por ahora ninguna de esas hectáreas será embargada.

Tampoco serán valuados y sujetos a embargo terrenos que el empresario compró pero no registró a su nombre, sino a nombre de Badial SA., la misteriosa constructora que construyó poco, compró mucho y estuvo sospechada de lavado de dinero.

Badial centró sus actividades en El Calafate, donde compró tierras y construyó un hotel que, aunque terminado, nunca se inauguró.

Si bien se registran compras desde 2003, fue durante 2011 cuando Báez, sus hijos y sus empresas invirtieron más en bienes inmuebles. Sólo ese año adquirió 322 kilómetros cuadrados (32.200 hectáreas) por al menos $ 15 millones de pesos y 1,12 millones de dólares, según valores declarados.

Los datos inmobiliarios fueron revelados por LA NACION a fines de 2013, después de analizar más de 200 informes de dominio del Registro de la Propiedad Inmueble. El dato del año en que más inversiones inmobiliarias se realizaron cobra hoy otro significado a partir del nuevo relato del valijero Leonardo Fariña. Según pudo constatar LA NACION, entre 2013 y 2016, Báez siguió adquiriendo propiedades.

A nombre de Badial, Báez tiene escriturados 331.925 metros cuadrados, es decir, el equivalente a más de 33 manzanas de tierras, el 98% de ellas se encuentra en El Calafate. La tierra adquirida tiene usos diversos: desde un obrador en las afueras hasta varias en Bahía Soberana, una cotizada zona que rodea la bahía Redonda y bordea el lago Argentino.

Un lote de 1200 metros cuadros en esa zona hoy se cotiza a 35.000 dólares. A través de Badial, Báez los compró a un valor promedio de 10 pesos el metro cuadrado, y hoy cotiza entre 27 y 30 dólares el metro.

Bonadio podrá acceder a datos

El juez federal Claudio Bonadio logró recuperar, o al menos volver a mirar, la documentación que secuestró en los allanamientos simultáneos en Río Gallegos y El Calafate, en julio de 2015, en el marco de la causa Hotesur. Esos allanamientos, cuestionados por el gobierno kirchnerista, le valieron ser apartado de la causa. Ahora, de la mano de la causa en la que se investiga la firma Los Sauces, de los Kirchner, el juez logró que la Justicia lo habilite a tener acceso a las cajas con documentación guardadas en un cuartito húmedo y custodiadas por la Prefectura. La causa había recaído en el juzgado de Daniel Rafecas.

Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like Tierras que equivalen a más de 13 veces la superficie porteña on Facebook

El embargo a Báez no alcanzó a sus bienes más preciados



Casona de El Calafate: de 500 metros cuadrados, casi sin uso y valuada en US$ 750.000, quedó embargada por la JusticiaPor Mariela Arias - LA NACION
Cuando lo procesó, el juez Casanello le trabó embargo por $ 100 millones; fuera del radar judicial quedaron más de 20 estancias y terrenos


Casona de El Calafate: de 500 metros cuadrados, casi sin uso y valuada en US$ 750.000, quedó embargada por la Justicia.

EL CALAFATE.- El juez federal Sebastián Casanello ordenó el lunes el embargo por $ 100 millones de Lázaro y Martín Báez. Pero ambos lograron mantener lejos de la mano judicial casi la mitad de los inmuebles que poseen en Santa Cruz. Y lograron, en especial, conservar la libre disposición de sus bienes más preciados: sus legendarias estancias.

Casanello embargó los bienes de los Báez por $ 100 millones para así garantizar el eventual recupero de los fondos bajo sospecha de lavado de activos. Para eso contó con información patrimonial suministrada por la AFIP. Pero de acuerdo con documentos públicos a los que accedió LA NACION, el dueño de Austral Construcciones tiene declaradas sólo en Santa Cruz y a su nombre casi el doble de esas propiedades inmuebles.

El juez ordenó, además, avanzar sobre todos los vehículos de todos los imputados. En el caso de Báez, y según registros oficiales, hasta 2013 tenía de alta más de 900 autos sobre los cuales adeudaba la patente automotor por un monto de más de cuatro millones de pesos al municipio de Río Gallegos.

Mientras Báez permanece en prisión y se prepara para la ampliación de la declaración indagatoria que deberá prestar el próximo 6 de mayo, su imperio de empresas y propiedades entró en un maremoto. De acuerdo con la identificación de propiedades de documentos catastrales, el empresario tiene sólo en Santa Cruz 76 propiedades registradas a su nombre, cifra que se eleva a 212 si se toman en cuenta las propiedades de sus hijos y siete de sus empresas, con las que adquirió gran cantidad de inmuebles.

Terrenos grandes y pequeños, canteras, chacras, estancias, casas y departamentos fueron comprados en su mayoría entre 2004 y 2012. Así surge de la sumatoria de bienes escriturados a su nombre; los de sus hijos Martín, Leandro y Luciana, y las empresas Austral Construcciones, Badial SA, Kank y Kostilla, Valle Hermoso, Epelco, Loscalzo y Del Curto.

Dentro de la lista de 42 propiedades a tasar de Báez se encuentran chacras, casas y terrenos en Río Gallegos, El Calafate, Río Turbio, 28 de Noviembre, El Chaltén, Lago del Desierto, Chubut y Buenos Aires. Entre los bienes a tasar no se incluyó ninguna de las más de veinte estancias que Báez adquirió a su nombre y al de sus empresas. Tampoco se incluyeron terrenos muy bien valuados en El Calafate, el predio donde se encuentra el hotel nunca inaugurado en esta localidad, ni su vivienda particular sobre la calle Villarino, o una decena de departamentos en pleno centro de Río Gallegos.

Pero sí cayó en el embargo la casona de El Calafate de 500 metros cuadrados distribuidos en dos plantas ubicada sobre la avenida costanera Presidente Néstor Kirchner -asfaltada por su constructora- que fue construida sobre los lotes 8 y 9 de la manzana 311. La tasación de mercado ronda los US$ 750.000, y US$ 100.000 por el valor del terreno. Curiosamente, la vivienda, color cemento de techos negros y revestida en laja, pocas veces fue ocupada. Cuenta con seguridad privada permanente y casi no hay movimientos en el chalet.

En Río Gallegos, los peritos deberán tasar y embargar la famosa chacra del empresario: el lujoso predio cuenta con una pileta climatizada, una cancha de césped sintético y un quincho para más de 100 personas, donde se encuentra una bodega-bóveda subterránea en la que, según el valijero Leonardo Fariña, se guardaba dinero.

"En una tanda de billetes, los últimos de un fajo quedaron inservibles por humedad y hongos. Porque uno de los famosos lugares donde se guardaba dinero era la supuesta bodega, que no eran solamente lockers, eran cajas ciegas en la parte de abajo y esos cajones daban al piso", detalló el valijero en la indagatoria que terminó con la ex presidenta imputada en la causa.

La chacra se hizo famosa el día en que un obrero que trabajó en la remodelación reveló fotos de cómo se transformó de bóveda en bodega. En 2013, cuando las fotos salieron por Canal 13, Báez convocó a la prensa para hacer un recorrido nocturno en el lugar y demostrar lo contrario. Pasaron tres años de esa noche robada a una película de cine negro donde Báez habló durante media hora, se prestó a las fotos y dijo que a Fariña casi no lo conocía.

Ese predio, de acuerdo con fuentes inmobiliarias consultadas en Río Gallegos -que también cuenta con invernaderos-, rondaría un valor de mercado de US$ 1,5 millones. No hay otra chacra con tal inversión y despliegue en la ciudad. Se encuentra ubicada a unos siete kilómetros del centro, a 500 metros de la avenida Asturias y, pese a estar rodeada de calles de tierra, Báez mandó pavimentar el ingreso.

A la chacra, según relató el propio Báez a la prensa, iba Néstor Kirchner con frecuencia, pero negó, esa vez, que Cristina hubiera ido alguna vez. Ya entonces marcaba sin querer diferencias en la relación que mantuvo con Kirchner y con su esposa.

Entre los 52 inmuebles a tasar se encuentran una vivienda en el Barrio Codepro tasada en US$ 200.000, una hectárea en Barrio del Carmen valuada en US$ 500.000 y dos casas sobre el pasaje Tehuelche, todas estas propiedades en Río Gallegos. Pero también hay chacras en Río Turbio y 28 de Noviembre, uno de los lugares, limítrofes con Chile, donde Báez eligió invertir en la última década.

Otra de las propiedades a tasar es la Quinta 67, según su propia denominación catastral, un predio de 10.000 metros cuadrados ubicado junto al hotel Las Dunas, el tercero de los hoteles que los Kirchner tienen aquí, un enorme predio por ahora vacío con vista al lago Argentino valuado en 500.000 dólares, según una tasación inmobiliaria local. Predios ideales para algún nuevo emprendimiento hotelero.

Las propiedades del empresario K

Larga lista a tasar - Dentro de la nómina de 42 propiedades que ordenó tasar el juez federal Sebastián Casanello se encuentran chacras, casas y terrenos en Río Gallegos, El Calafate, Río Turbio, 28 de Noviembre, El Chaltén, Lago del Desierto, Chubut y Buenos Aires

Lo que quedó afuera - No se incluyó ninguna de las más de veinte estancias que Báez adquirió a su nombre y al de sus empresas, ni tampoco los terrenos en El Calafate, su vivienda particular sobre la calle Villarino y una decena de departamentos en pleno centro de Río Gallegos
Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like El embargo a Báez no alcanzó a sus bienes más preciados on Facebook

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Responsive Ads Here