Desarrollo y Defensa - Portal de Seguridad

Breaking

Facebook

test banner

Post Top Ad

Responsive Ads Here

Post Top Ad

Responsive Ads Here

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Desarrollo y Defensa

Desarrollo y Defensa

Macri impulsará un giro en la política exterior



Por Martín Dinatale - LA NACION
El presidente electo quiere estrechar lazos con Brasil y busca alejarse del eje bolivariano, al reclamar por los presos políticos en Venezuela; también promoverá la derogación del acuerdo con Irán y trabajará por un acercamiento con EE.UU. y Europa

Con gradualismo en algunos casos y celeridad en otros, lo concreto es que el gobierno de Mauricio Macri dará un giro en la política exterior de la Argentina con un firme objetivo: reinsertar al país en el mundo, estrechar lazos con todos los países de América latina sin excepciones y establecer un descongelamiento de las relaciones con los socios tradicionales, como Estados Unidos y la Unión Europea.

El presidente electo no dio aún detalles finos de lo que será su estrategia diplomática. Ni siquiera anunció aún el nombre de su canciller. Pero ya dio pistas de que hará cambios sustanciales en la política exterior que fijó Cristina Kirchner en los últimos ocho años. "Queremos tener buenas relaciones con todos los países", dijo Macri en la noche de la victoria electoral. Ayer, avanzó un paso más y dijo que propondrá al Congreso derogar el memorándum que selló Cristina Kirchner con Irán por la causa AMIA, y anticipó que en la próxima Cumbre de Mercosur, que se hará el 21 de diciembre, pedirá que se aplique la cláusula democrática contra Venezuela por la "persecución" del chavismo a dirigentes opositores en ese país.

Desde la mirada latinoamericana, Macri buscará correr a la Argentina del eje bolivariano que edificaron los Kirchner con Venezuela, Bolivia y Ecuador. En su embate contra el chavismo, el presidente electo dará un fuerte respaldo a la oposición venezolana, que el 6 de diciembre próximo irá a unas cruciales elecciones legislativas. Es por ello que decidió reclamar firmemente por los presos políticos venezolanos y dio más gestos de este plan: en la noche de los comicios, Macri se abrazó en el búnker de Cambiemos con Lilian Tintori, la esposa del dirigente encarcelado por el chavismo Leopoldo López, y hoy lo visitará en Buenos Aires Mitzy Capriles, la esposa del alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledesma, que también está encarcelado bajo el mandato de Nicolás Maduro.

Mercosur y UE

Por otra parte, Macri quiere ir a Brasil en su primer viaje como presidente. Ayer, dialogó por teléfono con la presidenta Dilma Rousseff, que lo llamó para felicitarlo y le remarcó que buscará relanzar las relaciones entre ambos países, que en la gestión de Cristina Kirchner fueron muy ríspidas. Más allá de mejorar los vínculos comerciales con Brasilia, la estrategia de Macri apunta a reforzar desde allí las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea para lograr un acuerdo de libre comercio.

"Brasil es un socio estratégico cuyo vínculo debemos reforzar para potenciar el Mercosur y en una segunda etapa establecer un acuerdo más ambicioso con la Alianza Pacífico en América latina", dijo a LA NACION Fulvio Pompeo, uno de los coordinadores de la política exterior de Macri.

Desde el 11 de diciembre, el presidente electo buscará llevar a los hechos aquel documento firmado en abril pasado por ex cancilleres y referentes de política exterior de todo el arco opositor del denominado Grupo Consenso, auspiciado por el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI). Aquel documento que suscribieron los referentes de Pro en política exterior, como Pompeo, Diego Guelar y Rogelio Pfirter, sostenía que "en el ejercicio del multilateralismo se debe orientar nuestro accionar externo y trabajar para fortalecer nuestras tradicionales relaciones con Europa y los Estados Unidos".

Ayer, hubo una señal de distensión por adelantado entre Buenos Aires y Washington con la carta de felicitaciones que envió a Macri el secretario de Estado, John Kerry, donde alentó a Estados Unidos y la Argentina a "trabajar estrechamente" con el nuevo gobierno. Por otro lado, fuentes del Departamento de Estado dijeron a LA NACION que "se viene una etapa de mayor diálogo y colaboración entre ambos países".

Desde esta óptica, Guelar instó a "restablecer los lazos con Estados Unidos hacia una normalización en las relaciones. No buscamos relaciones carnales ni una ruptura como hubo con este Gobierno. Nada de eso. Queremos con Estados Unidos vínculos de trabajo sin preconceptos". En este sentido, Macri prevé profundizar las tareas de colaboración con Barack Obama en temas de cambio climático, comercio y lucha contra el terrorismo y el narcotráfico. El presidente electo viajaría a Washington en enero para estar en la cumbre de presidentes por la seguridad nuclear y no se descarta que allí haya un acercamiento con Obama.

La relación que se viene entre la Argentina y China no será fácil: Macri quiere mantener vínculos comerciales y espera también reforzar la línea de créditos y swaps que recibió Cristina Kirchner de Pekín. De hecho, viajarán en los próximos días a China referentes económicos de Pro por este tema. Pero también los interlocutores en política exterior de Macri aseguran que se revisarán los acuerdos secretos firmados por el kirchnerismo en materia de defensa, energía nuclear e infraestructura. Allí habrá otro giro en políticas que impusieron los Kirchner.
Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like Macri impulsará un giro en la política exterior on Facebook

Intentan que el acuerdo con China aporte dólares al país



Mauricio MacriPor Martín Kanenguiser - LA NACION
En Pro defienden la idea de convertir los yuanes a la moneda de EE.UU. para defender la cotización; creen que tendría efectos más rápidos que otras medidas

El macrismo planea, entre otras medidas, volver "líquido" el canje de monedas con China para reforzar la débil situación de las reservas del Banco Central. Así lo indicaron ayer a LA NACION fuentes del Pro, que explicaron que se trata de una de las decisiones más sencillas para adoptar apenas Mauricio Macri asuma la Presidencia en términos del financiamiento externo.

Si bien esta estrategia tiene múltiples aristas, el swap con China ya está en funcionamiento, por lo que permitiría que se concretara antes que otras alternativas, como el acuerdo con los holdouts, el préstamo puente con bancos internacionales, los créditos de organismos multilaterales y la liquidación de la cosecha por parte del agro.

Dos fuentes del Pro afirmaron que es posible que se intente capitalizar este acuerdo, que por ahora funciona en forma preventiva, para sumar dólares a las reservas del Banco Central. Para hacerlo, el Gobierno debería pagar una tasa de interés del 7% anual, de modo de transformar los yuanes en dólares estadounidenses, según el contrato firmado por ambos gobiernos.

El primer swap con China se firmó en 2008, pero nunca se utilizó; en octubre de 2014 quedó formalizado el segundo, por 11.000 millones de dólares, vigente por tres años, recordaron fuentes de la entidad monetaria. Esto permitió "maquillar" el estado de las reservas, como ocurrió en el último año, pero no tener mayor poder de fuego para enfrentar la situación cambiaria.

Para convertirlos en "cash" o pagar operaciones de comercio exterior, hay que pagar la mencionada tasa, sin otra precondición, explicaron en el BCRA. Los desembolsos del swap son a un año y se renuevan en forma automática.

Uno de los voceros de Macri y potencial ministro, Rogelio Frigerio, dijo que no descartarán los recursos del swap chino. De hecho, una de las primeras misiones al exterior será un viaje a Pekín, para ampliar el mencionado monto, como informó ayer LA NACION.

Ayer, el gobierno de China también felicitó a Macri por su triunfo en las elecciones y expresó su disposición a "profundizar" el vínculo bilateral, que tiene el grado de asociación estratégica integral.

De todos modos, otro economista del Pro aclaró que "el swap puede sumar algo, pero la clave es lanzar una estrategia global". En este sentido, un ejecutivo de un banco extranjero dijo que "las negociaciones con China no serán sencillas, porque saben que la Argentina está en una situación desesperada y los convenios se hicieron para internacionalizar el uso del yuan, no para que un país lo use para frenar al dólar".

Además, el ejecutivo afirmó que "igualmente, aunque el swap se ampliara, sólo permitiría ganar algo de tiempo, un mes o dos, nada más".

Al respecto, la fuente indicó que si el nuevo gobierno pretende que el agro liquide sus divisas y que las empresas como YPF puedan endeudarse, deberá "devaluar, al menos a 12 o 13 pesos, el tipo de cambio oficial". El problema, concluyó la fuente, es que "el nuevo gobierno va a querer llevar de a poco a ese nivel el tipo de cambio, pero el mercado tiene en la cabeza una estrategia de shock".

Un economista que ocupó un importante cargo en otro gobierno dijo que "es posible negociar con cierta rapidez un crédito bilateral", y sugirió "eliminar rápidamente la posibilidad de comprar dólar ahorro, para sumar unos US$ 700 millones a las reservas".

Por otra parte, los nuevos fondos de los bancos multilaterales que Frigerio negoció en la asamblea del Banco Mundial el mes pasado en Lima tardarían en llegar.

Tampoco será sencillo sellar el crédito puente que el Pro negocia con bancos internacionales, ya que si no hay una señal de resolución del conflicto entre la Argentina y los holdouts, difícilmente alguna entidad quiera prestarle al país con el riesgo de ser sancionada por el juez Thomas Griesa. Por eso también se acelerará una misión a Estados Unidos para negociar con los fondos buitre.
Fuente: desarrolloydefensa.blogspot.com

Leer Más
share on Twitter Like Intentan que el acuerdo con China aporte dólares al país on Facebook

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Responsive Ads Here