La próxima guerra. - Portal de Seguridad

Breaking

Facebook

test banner

Post Top Ad

Responsive Ads Here

Post Top Ad

Responsive Ads Here

lunes, 10 de agosto de 2015

La próxima guerra.

La próxima guerra.

Corea del Sur amenaza al Norte con una 'respuesta despiadada' tras la violación del armisticio



Tras dos días de investigaciones, Seúl ha acusado a Corea del Norte de colocar nuevas minas en la Zona Desmilitarizada que separa desde la guerra civil a ambas Coreas, y amenaza con un "castigo despiadado" en respuesta a la explosión de tres de estos artefactos que, la pasada semana, hirieron de gravedad a dos soldados surcoreanos cerca de una posición militar de este país.

Tras las dudas iniciales sobre la responsabilidad del suceso y las indagaciones pertinentes, el portavoz del Ministerio de Defensa surcoreano, Kim Min-seok, afirmó hoy que "estamos seguros de que se trata de minas norcoreanas plantadas por enemigos que se colaron por la frontera militar con la intención de matar" entre el 23 de julio y el 3 de agosto.

Los militares de Seúl habrían llegado a esa conclusión tras examinar 43 fragmentos (entre ellos, piezas de acero y percutores) de las minas antipersonales que estallaron en una ruta frecuentada por sus militares cerca de la localidad de Paju, 50 kilómetros al norte de Seúl.

La explosión tuvo lugar el pasado martes cerca de una base surcoreana situada en la Zona Desmilitarizada, nombre que recibe irónicamente la frontera más militarizada del mundo, con un millón de soldados custodiando cada lado de la franja de 4 kilómetros de largo y dos de ancho que separa ambas Coreas, técnicamente en guerra desde 1953. Como resultado, un soldado perdió ambas piernas mientras que otro sufrió la amputación de un pie a la altura del tobillo.

En un comunicado emitido por la Junta de Jefes del Estado Mayor de Seul, se califica el incidente de una "clara violación de los acuerdos de armisticio y de no agresión entre el Sur y el Norte". El texto describe como "acto sin sentido" la acción militar y urge al régimen de Pyongyang a presentar disculpas, algo harto improbable dados los precedentes.





"Como hemos advertido en muchas otras ocasiones, nuestro Ejército hará pagar a Corea del Norte sus provocaciones con un castigo igualmente despiadado", podía leerse en la declaración, donde no se detalla en qué consistirá la respuesta del Sur. "Condenamos duramente este acto cobarde, que resulta inconcebible para un militar normal", aseguró el general Ku Hong-mo, director de operaciones de la Junta de Jefes del Estado Mayor surcoreano en rueda de prensa.

El Mando de Naciones Unidas (UNC, por sus siglas en inglés) encargado de supervisar los acuerdos de armisticio entre las dos Coreas también ha realizado su propia investigación sobre el suceso, llegando a conclusiones similares a las alcanzadas por el Ejército surcoreano: se trataría de minas terrestres que asemejan cajas de madera, plantadas cerca de una ruta frecuentemente transitada por las patrullas fronterizas surcoreanas. "Las indagaciones han determinado que los artefactos fueron emplazados recientemente y excluyen la posibilidad de que se trate de minas heredadas [del conflicto] que se hayan movido de su localización original" como consecuencia de lluvias o movimientos del terreno, explicaba el UNC en referencia al millón estimado de artefactos que pueblan la Zona Desmilitarizada, cifra que incluye las lanzadas por aire, de forma masiva, durante la década de los 60 del siglo pasado.

Los incidentes militares a pequeña escala son frecuentes entre ambas Coreas, lo que mantiene a la península al constante borde del conflicto abierto. El último precedente de intercambio de fuego con víctimas data de noviembre de 2010, cuando Corea del Norte respondió a maniobras surcoreanas bombardeando las islas de Yeonpyeong en un ataque que mató a cuatro personas, dos civiles y dos soldados. Las fuerzas del Sur respondieron con fuego sin causar daños personales.

En esta ocasión, más allá de la escalada dialéctica, es difícil evaluar cuál podría ser, para Seúl, una respuesta proporcionada que no implique un enconamiento de las posiciones, dado que Corea del Norte tiene emplazada su artillería a una distancia que le permite alcanzar con facilidad la capital surcoreana.

El incidente tiene lugar en un momento especialmente sensible: el próximo sábado ambas Coreas celebrarán el 70 aniversario de la liberación de la península de la ocupación japonesa, una fecha que algunos veían como una potencial oportunidad para el acercamiento, pese al insistente rechazo al diálogo por parte de Pyongyang mientras Seul no cancele sus ejercicios militares conjuntos con Estados Unidos previstos para la próxima semana. "Es difícil adelantar qué puede hacer Corea del Sur" para responder, evaluaba el experto del International Crisis Group en Seul Dan Pinkston, citado por la agencia AFP. "Es una violación inaceptable de los términos del armisticio, pero nadie quiere que la situación se agrave y quede fuera de control".

"Puede que haya sido una provocación premeditada para aumentar la tensión militar", evaluaba por su parte Yang Moo-jin, profesor de la Universidad de Estudios Norcoreanos de Seúl. "Sea cual sea la razón, las opciones de respuesta de Corea del Sur son limitadas, especialmente en la Zona Desmilitarizada, donde la actividad militar es estrechamente vigilada", consideraba el académico.

Fuente: El Mundo

Fuente: www.laproximaguerra.com
Leer Más
share on Twitter Like Corea del Sur amenaza al Norte con una 'respuesta despiadada' tras la violación del armisticio on Facebook

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Responsive Ads Here